10 Consejos para ahorrar dinero de manera sencilla

1043

Cada vez las cosas están más complicada para nuestros bolsillos, los salarios caen y los precios suben, con lo que nuestra capacidad adquisitiva se está viendo reducida a pasos agigantados. Tener bajo control nuestras finanzas personales es algo fundamental hoy en día, ya que tenemos que recortar en gastos innecesarios y buscar el máximo ahorro posible.

Aquí te ofrecemos 10 consejos para que puedas ahorrar de manera sencilla y puedas mejorar la “salud” de tus finanzas personales.

1. Compre en grandes cantidades.
Normalmente todo el mundo va de compras en hipermercados, sobre todo para comprar aparatos electrónicos. Lo que muchos no saben es que, al hacerlo, literalmente, dan dinero a los intermediarios (minoristas) que compran a granel. Esto supone que lo que le compramos a ellos puede salirnos por casi el doble del precio.

Debemos plantearnos esta pregunta: ¿por qué no comprar directamente a los mayoristas, y recortar los minoristas? La única desventaja de esto es que, como su nombre lo indica, es que los productos al por mayor se tienen que comprar en grandes cantidades, pero aun así, el ahorro es notable.

2. Utilice el transporte público y caminar.
El precio del petróleo no deja de aumentar! Para ahorrar sólo tendríamos que utilizar el transporte público sobre todo en trayectos cortos. Además, mejoraremos nuestro estilo de vida sedentario que es perjudicial para nuestra salud.

3. Compre sólo los productos que estén de oferta.
Si necesita comprar algo, asegúrese de hacerlo al menor precio posible. Ahora, con Internet sólo necesitaremos una búsqueda rápida para encontrar el precio más bajo de un producto.

4. Infórmese antes de comprar.
Antes de comprar un producto de gran valor, como la televisión, electrodomésticos, automóviles, etc., deberíamos conocer la calidad del producto (lo barato a veces acaba saliendo caro). Una simple búsqueda en Internet con la marca y el modelo del objeto que deseamos comprar nos servirá para leer las opiniones de las personas que ya tienen dicho producto, así reduciremos el riesgo de que sea un producto de baja calidad y que tengamos que cambiarlo y asumir un gasto mayor que resultaría perjudicial para nuestras finanzas personales.

5. Negociar el precio.
Como explicamos anteriormente, los distribuidores ganan una gran cantidad de la venta de cada producto. Una decisión inteligente es negociar o pedir el clásico descuento antes de comprar un producto. Recordemos que el interés de los minoristas es ganar, por lo que van a hacer cualquier cosa para que compremos su producto.

6. Comprar en grupo. 
Los proveedores tienden a aplicar grandes descuentos cuanto mayor sea el número de productos que compremos. Así que si vamos con nuestros amigos a comprar algo que necesitemos todos  podremos obtener grandes descuentos si varios compramos dicho producto, por lo que el ahorro puede ser considerable. Las finanzas personales del grupo lo agradecerán.

7. No hay que convertirse en adicto a las compras.
Tenemos que concienciarnos para comprar solo lo que necesitamos. No debemos seguir a la publicidad ni las modas pasajeras, cuyo propósito es sólo para atraernos para que caigamos en la tentación de comprar un montón de productos. Además, cuando vayamos al supermercado, lo mejor es ir con el estómago lleno!

8. Dejar los malos hábitos.
Los malos hábitos, como el tabaco y el alcohol pueden vaciar nuestra cartera, así como dañar nuestra salud. El dinero gastado en estas cosas triviales, podríamos utilizarlo para otras cosas.

9. Cocinar en casa.
Cocinar en casa es la mejor manera de ahorrar dinero y comer sano. ¿Por qué pagar a alguien para cocinar cuando lo podemos hacer nosotros en casa?

10. No usar las tarjetas de crédito.
Tener una tarjeta de crédito es como tener cientos o miles de euros en el bolsillo, con la diferencia de que no nos damos cuenta del valor real. Piense varias veces antes de comprar nada. Debemos evitar la financiación que nos ofrecen las tarjetas de crédito ya que los intereses son abusivos, así no nos llevaremos “sorpresas” y nuestras finanzas personales nos lo agradecerán.