11 trucos que usan los supermercados para que gastemos más

1265

Hay una razón por la que nuestra madre cuando nos mandaba a hacer la compra siempre nos decía que hiciéramos una lista de la compra y no compráramos nada que no estuviera en ella.

Cada parte del supermercado, desde el aparcamiento hasta la salida del ascensor, está diseñada para que gastemos más dinero y compremos más alimentos y artículos de los que realmente necesitamos. Por eso es fundamental conocer qué prácticas llevan a cabo para evitar penalizar nuestras finanzas personales.

Podemos ir al supermercado con al idea de comprar leche y acabamos saliendo con una barra de pan, una bolsa de patatas fritas, unos chicles y una revista. Aquí te diremos 11 trucos que usan los supermercados para que gastemos más:

  1. Vamos a empezar con el carrito de la compra. Éste fue diseñado con un tamaño mayor al que realmente necesitamos para realizar la mayoría de nuestras compras. Con esto se busca que el cliente haga compras más grandes y con mayor facilidad. Por lo tanto es más fácil que gastemos más dinero del que teníamos pensado en un principio.
  2. La mayoría de los supermercados ponen secciones con alto margen de beneficio, como productos horneados y frescos cerca de la puerta principal. Esto está pensado para que nada más entrar adquiramos este tipo de productos que tan rentables son para los supermercados.
  3. Otra razón por la cual se ponen estos productos cerca de la entrada, es porque su olor activa las glándulas salivales y esto hace que seamos más propensos a realizar compras impulsivas.
  4. Los supermercados suelen “esconder” los productos lácteos y otros productos esenciales alejados de la entrada ya que así pasaremos por todos las demás secciones para poder llegar a ellos.
  5. La mayoría de las tiendas dividen los pasillos en pasillos más pequeños a izquierda y derecha (donde están las secciones del supermercado). Debido a esta organización y a que estamos acostumbrados a conducir por el lado derecho de la carretera, los elementos que tienen más probabilidades de ser comprados tienden a estar en los pasillos de la derecha.
  6. Los artículos que la tienda “nos quiere vender” se encuentran a la altura de los ojos. Por ejemplo en el pasillo de los cereales, los que se venden a granel se sitúan en la parte inferior, los cereales dietéticos se sitúan en la parte superior, y los cereales más caros o con mayor margen se sitúan a la altura de nuestros ojos. Algunos artículos también se colocan en las esquinas de los pasillos para llamar nuestra atención.
  7. Otra cosa que conocen los supermercados es el poder de influencia de los niños sobre sus padres. Por eso muchos artículos se encuentran situados a una altura idónea para ellos, para que los vean bien y “convenzan” a sus padres de que les compre dicho artículo.
  8. El tamaño importa. En las tiendas llenas de gente pasamos menos tiempo comprando, hacemos menos compras impulsivas y compramos menos artículos debido al stress y nerviosismo que la aglomeración nos produce.
  9. Según algunos estudios se ha demostrado que la música lenta hace que la gente se tome su tiempo y gaste más dinero. La música estridente hace que la gente se mueva a través de la tienda rápidamente sin afectar a las ventas. En estos estudios se demuestra como la música clásica nos lleva a comprar mercancías más caras.
  10. El área más rentable de la tienda es la zona de la caja. Aquí es donde tenemos que esperar unos minutos mientras los que están delante de nosotros pagan su compra. En ella podremos encontrarnos artículos como caramelos, revistas, pilas, etc. Estos artículos están colocados ahí de forma estratégica para que “piquemos”, sobre todo si vamos con niños.
  11. Hoy en día la mayoría de supermercados cuentan con tarjetas cliente que nos proporciona algún tipo de ventaja y nos distingue de los demás por ser un cliente habitual del establecimiento. Pero estas tarjetas aportan grandes beneficios a los supermercados ya que éstas proporcionan valiosos datos de seguimiento para ellos.

Si queremos tener unas finanzas personales sanas debemos tener estas cosas en cuenta ya que el gasto a mayores que realizamos en cosas que no necesitamos puede ser muy importante a final de mes.