13 Ideas de marketing para impulsar tu pequeña empresa

1674

Hoy en día el marketing ha ganado un peso importante en el desarrollo y el éxito de una empresa y es clave es prácticamente todos los negocios. Esto no es inusual, de hecho, un producto corriente pero con una gran comercialización puede superar a un buen producto que esté mal comercializado. Las grandes empresas pueden dedicar una gran cantidad de recursos, tanto monetarios como humanos, para la creación de nuevas ideas de marketing buscando mejorar la imagen de sus productos, lo que se convertirá seguramente en un aumento de las ventas.

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) no pueden permitirse el lujo de destinar grandes cantidades de dinero para mejorar el marketing de sus productos, entonces ¿qué pueden hacer para mejorar sus resultados?

La respuesta es sencilla, debemos seguir invirtiendo en métodos de comercialización que funcionen. Podemos nutrirnos de las ideas y tácticas que emplean las grandes compañías para promocionar sus productos y adaptarlas a las capacidades de nuestra pequeña empresa. A continuación te ofrecemos varias ideas de marketing para impulsar tu Pyme:

Diferénciate de la competencia: Podemos tomar ejemplo de los grandes anunciantes y de las grandes marcas para encontrar algo que nos distinga de nuestros competidores, una vez encontrada la diferencia tendremos que potenciarla. La diferencia podría formar parte del lema en la campaña de marketing.

Apóyate en otras empresas: Quizás existan empresas que ofrecen servicios complementarios a los nuestros al mismo público objetivo. Podremos realizar alianzas estratégicas con el fin de comercializar juntos los servicios que se ofertarán a los clientes. Este tipo de alianzas pueden ampliar el alcance de nuestra empresa y abaratar costes.

Segmenta el mercado: Llevar a cabo un buen proceso de segmentación es fundamental si queremos atraer a los clientes más valiosos para nosotros, debemos seleccionar el target adecuado a nuestro producto o servicio.

Explora nuevos mercados: Hoy en día podremos estudiar la posibilidad de explotar nuevos mercados de manera sencilla a través de internet. Si descubrimos algún mercado interesante para nuestros productos podremos optar por la opción online sin incurrir en grandes costes.

Comunícate con tus clientes: Saber lo que piensan los clientes sobre nuestros productos es fundamental si queremos conocer lo que estamos haciendo bien y lo que no. Con esto podremos adaptar mejor los productos a las necesidades de los clientes.

Pon tu empresa en la web: Las empresas en los últimos años han dado el salto a Internet viendo el potencial que éste ofrecía. Las ventajas son muchas y no debemos pasarlas por alto. Debemos activar servicios como Google Places para que la gente pueda encontrarnos y potenciar nuestra imagen a través de las redes sociales.

Usa el correo ordinario: Parece que es algo anticuado, pero todavía funciona. Podemos lanzar campañas a clientes específicos a través de este medio y no deberíamos descartarlo.

Optimiza tu presencia en la red: Estar en internet no solo es crear una web y dejarla estar. Si queremos aparecer en los primeros puestos de google cuando los potenciales clientes busquen algún producto que nosotros podamos ofrecer tendremos que destinar recursos a ello. Tendremos que mejorar el SEO (Search Engine Optimization) de nuestra web, realizar un estudio de palabras clave, debemos llevar correctamente nuestras redes sociales, etc.

Sácale partido al correo electrónico: Para mantener el contacto con nuestros clientes podemos usar el email. Podremos mandar ofertas especiales a cada segmento de clientes, consejos sobre usos de nuestros productos, o cualquier otro contenido que haga que el cliente vaya a nuestra web y/o compre nuestro producto.

Pon el número de teléfono en la web: Es importante poner un número de teléfono en nuestro sitio para que los clientes puedan hacer cualquier tipo de consulta o realizar una compra. Podemos implementar un botón con el servicio “click to call” en el cual el cliente podrá llamar directamente al pulsar sobre él desde su teléfono móvil.

Ten detalles con los clientes: Por ejemplo podemos regalar algo útil cuando la cuantía de la venta supere cierta cantidad. No tiene que ser algo caro, pero debe ser algo práctico para nuestros clientes.

Ser proactivo y persistente: Quizás todo pueda fallar o no consigamos los resultados deseados a la primera, la cuestión es ser perseverante y tratar de aprender de lo que no funciona y buscar nuevas soluciones que nos permitan mejorar el marketing de nuestra empresa.

Ponte en marcha: Para empezar podemos hacer una lista de ideas de marketing. Podemos incluir ideas propias, ideas que nos hayan funcionado anteriormente, ideas similares a las que usan las grandes empresas, etc. No tenemos que poner en funcionamiento todas a la vez, elegiremos aquellas que puedan funcionarnos mejor. Con las que cumplan nuestros objetivos seguiremos y desecharemos aquellas que no lo hagan.