3 Casos en los que el ahorro excesivo puede ser un problema

1097

A la mayoría de las personas se les enseña la importancia del ahorro de dinero desde pequeños. Simples gestos como apagar las luces que no usamos, utilizar cupones de descuentos, etc. nos ayudan a desarrollar una cultura del ahorro que nos acompañará el resto de nuestra vida.

Lo que no tenemos tan claro es que ahorrar demasiado puede ser incluso contraproducente. Sin duda, este aspecto se le escapa a más de uno, por eso en esta ocasión explicaremos algunos casos en los que ser demasiado frugal puede dañar nuestras finanzas personales.

Los seguros

Ahorrar en los seguros que tengas contratados es un buen paso para aliviar tu bolsillo pero lo que no está tan bien es empezar a recortar en coberturas con tal de que nos salga más barato a lo largo del año.

Siempre podemos negociar con la aseguradora, sobre todo si tenemos más de un seguro con ella y si ya llevamos bastante tiempo como clientes sin tener ningún parte. Si no nos rebajan más el precio podemos recurrir a ver qué nos ofrece la competencia pero siempre con las mismas coberturas.

Si quitamos coberturas para reducir el precio podemos lamentarlo en un futuro si se da la incidencia que justo no nos cubre la aseguradora, tendremos que rascarnos el bolsillo y nuestras finanzas personales pueden verse en apuros.

Reparaciones

A veces nos aventuramos a hacer pequeñas chapuzas en nuestro hogar o tratamos de reparar cualquier aparato eléctrico pensando que somos unos “manitas” y que eso lo hace cualquiera. En muchos de estos casos, tratamos de ahorrar dinero evitando llevar los aparatos al servicio técnico y nos ponemos manos a la obra. Los resultados casi siempre suelen ser negativos y en la mayoría de los casos estropearemos todo lo que tocamos. Al final tendremos que reponerlo.

Antes de hacer estas reparaciones domésticas asegúrate de que sabes hacerlo o sino, lo mejor será que contrates o pidas presupuesto a un profesional.

No poner dinero para la jubilación

Como es algo que vemos lejos no nos damos cuenta de la importancia de planificar la jubilación lo antes posible. Incluso cuando nos decidimos a ahorrar una cantidad fija de dinero al mes para tener una jubilación placentera, al cabo del tiempo, acabamos reduciendo esa cantidad al mínimo sin pensar en las consecuencias que puede tener en nuestro nivel de vida futuro. Esto debería ser en lo último que deberías tratar de ahorrar en tus finanzas personales.