3 Consejos para poner tus finanzas personales en orden

920

Con el cambio de año mucha gente hace promesas y propósitos para el año que entra. La mayoría de las veces no las cumplimos y otras, simplemente no las podemos llevar a cabo porque surgen problemas por el camino.

Uno de los mejores propósitos para el 2014 pasa por poner tus finanzas personales en orden. Quizás incluso sea la vía para conseguir otras promesas. Desde aquí te animamos a ponerte manos a la obra para tener un año más equilibrado en cuanto a las finanzas familiares se refiere.

A continuación te damos 3 consejos para poner en orden tus finanzas personales.

Elabora un presupuesto

Cualquier plan de acción financiero tiene que comenzar con la elaboración de un presupuesto. Lo que tienes que hacer es sumar todo aquellos ingresos que entran en tu hogar cada mes y luego deducir todos aquellos gastos que son “obligatorios” como puedan ser, el alquiler de la vivienda, el préstamo del coche, y otro tipo de cuotas que tengamos que pagar por las deudas que tengamos.

Lo que nos quede después de haber quitado los gastos obligatorios será con lo que tengamos que “jugar” para equilibrar nuestra situación financiera, será nuestro margen de maniobra. En él incluiremos el gasto en comestibles, los costes de transporte, entretenimiento, la ropa, etc.

Hacer un presupuesto es la parte difícil de poner en orden las finanzas personales, ya que por lo general tendremos que dejar de lado cosas que consideramos necesarias, pero en realidad, son cosas que ahogan nuestra capacidad financiera. Cosas como la televisión de pago, la compra de ropa, las cenas con los amigos, etc. Tendremos que mentalizarnos de que en el año que entra, mantendremos un estilo de vida más frugal para no caer por un precipicio financiero.

Esto significa que tendremos que hacer recortes y sacrificios en nuestro presupuesto personal y familiar.

Deshazte de la deuda

Existen muchas maneras de pagar las deudas que tengamos. La mayoría de las personas llevan a cabo una reducción de los gastos y un aumento de sus ingresos. Quizás sea lo mejor ya que el impacto en nuestro presupuesto será menos importante.

Si no encontramos la forma de aumentar nuestros ingresos, solo nos quedará recortar en gastos. Esto puede suponer un gran esfuerzo en nuestro día a día, pero es la única solución si no podemos hacer que entre más dinero en nuestro presupuesto.

Un buen consejo para deshacernos de las deudas es apartar una parte de nuestros ingresos de manera automática, por ejemplo un 10% todos los meses. De esta forma evitaremos usar ese dinero e incurrir en mora.

Cuando adaptamos nuestra economía para pagar las deudas que tengamos, no solo nos libraremos de las deudas sino que también aprenderemos a vivir con menos. Esto es muy importante una vez eliminemos nuestras cargas financieras ya que el ahorro que podemos conseguir será importante.

Incrementa el ahorro

El último paso para poner en orden nuestras finanzas personales durante 2014 pasa por aumentar nuestros ahorros. Esto pasa por crear un fondo de emergencia y por establecer nuestras metas financieras futuras. Según los objetivos que tengamos estableceremos las pautas de ahorro para conseguirlos. No es lo mismo ahorrar para la jubilación que para comprar un coche.

Si somos capaces de hacer la transición de pagar las deudas, y luego convertir esos pagos en ahorro, llegaremos a final de 2014 con más holgura y sin aprietos en nuestras finanzas personales.