3 Métodos para invertir en contra del mercado

1063

Hay muchas personas que ponen su dinero en el mercado de valores y luego se olvidan de él durante años asumiendo que a largo plazo conseguirán unas sustanciales ganancias.

Mientras que las estrategias de comprar y mantener suelen funcionar bien, hay momentos en los que es posible que deseemos invertir en contra del mercado.

Principalmente podemos encontrarnos con 3 métodos para ganar dinero invirtiendo de esta manera. Éstos son las opciones, ponerse “cortos” y los ETF (Exchange Trade Funds) inversos.

Opciones

Este método ofrece versatilidad, liquidez y apalancamiento, y por supuesto, nos permite apostar en contra del mercado. El uso de este tipo de herramienta es a menudo complejo y no es recomendable para aquellos que no conozcan cómo funcionan las opciones.

¿En qué consiste eso de las opciones? En pocas palabras, uno puede comprar un contrato de opciones de (compra o venta) de un valor a un precio determinado para una fecha futura (fecha de vencimiento). Durante ese tiempo podrás ejercer la opción de compra o venta (en función del tipo de opción que tengamos). La opciones no son “gratis” tendremos que pagar una prima por ellas. Si llegado el vencimiento no hemos ejercido la opción, habremos perdido la prima, si la hemos ejercido, al beneficio obtenido tendremos que restarle la prima para saber realmente lo que hemos ganado.

Ponerse “cortos”

Cuando uno se pone “corto” en el mercado, en realidad no es dueño de dichos activos o valores en ese momento. Lo que tiene es un acuerdo para vender las acciones a un individuo con la intención de comprar esa misma acción a un precio más bajo en una fecha posterior.

Con un ejemplo se ve más claro. Yo te vendo a ti la acción X a 30 euros y dentro de un mes te la compro por 25 euros. Esto es una simplificación enorme pero es así como funciona y como mejor se ve.

Es decir, tú tienes unas previsiones de que el mercado dentro de un mes baje, entonces lo que haces es vender hoy (algo que no tienes) y comprarlo más barato en una fecha posterior.

Hay que tener mucho cuidado a la hora de poner en práctica este tipo de método puesto que estamos dispuestos a vender acciones que no tenemos y si su cotización en vez de bajar, hace lo contrario, podremos estar acarreando unas fuertes pérdidas. Sólo es recomendable en caso de estar bastante seguro de que el precio del activo baje.

Hay que decir que no todos los mercados de valores permiten utilizar los “cortos” como estrategia para ganar dinero.

ETFs Inversos

Para aquellos que sean reacios a las opciones y a los “cortos”, una de las mejores alternativas es invertir en ETFs inversos. Este método permite al inversor apostar en contra del mercado sin la complejidad de los otros dos métodos. Sin embargo, esta técnica no nos permite ir en contra de un valor o activo específico, solo podemos ir en contra de mercados más amplios debido a la naturaleza de los ETFs (son un híbrido de acciones y fondos).

Cuando el mercado muestra una gran volatilidad y creemos que irá hacia abajo, podemos apostar en contra del mercado, y sin duda, este sería un gran movimiento financiero. El problema de este tipo de “apuestas” es que podemos ganar mucho dinero, pero también podemos perderlo muy rápidamente. Por eso es recomendable tener unos conocimientos mínimos a la hora de utilizar cualquiera de los tres métodos expuestos anteriormente.