3 razones para apostar por el e-commerce

854

Comprar a través de Internet se está convirtiendo en algo normal en todo el mundo. El crecimiento de las ventas por Internet ha sido espectacular en los últimos años y un gran número de empresas se ha visto atraído por este canal de venta.

Al principio de esta tendencia eran las grandes empresas las que daban el salto, pero cada vez se incorporan un mayor número de pequeñas empresas y startups a este medio. Incluso empresas que utilizaban canales de venta tradicionales han dado un giro completo a su estrategia de comercialización y ahora únicamente ofrecen sus servicios y productos a través de Internet.

A continuación te ofrecemos algunos de los motivos por los que se debería apostar por el e-commerce:

Queda mucho por explorar

Las nuevas tecnologías están permitiendo la aparición de nuevos modelos de negocios que se centran en ofrecer sus servicios a través de la red. Además todavía queda mucho margen de mejora en cuanto al número de clientes que buscan productos y servicios en Internet. Con la normalización y familiarización del uso de internet por parte de la población estas cifras irán en aumento. Por lo tanto, tomar posiciones ahora mismo sería una buena decisión. Si bien quizás no se den saltos grandes en cuanto al número de usuarios que compran a través de la red, el aumento al menos será estable durante unos años.

Modelos de negocio ya probados

A veces prever el comportamiento de los usuarios es complicado ya que sus preferencias pueden variar en poco tiempo. La ventaja que ofrece internet es que podemos trasladar y adaptar modelos de negocios ya conocidos y que funcionan  a la red. Si no queremos apostar por modelos nuevos por temor a la incertidumbre que éstos generarán, siempre podemos optar por modelos que han mostrado un buen comportamiento anteriormente (siempre habrá que adaptar el modelo lógicamente).

Adelantarse a la competencia

En la red la competencia puede ser feroz. En el caso de una empresa tradicional de ámbito local , ésta solo compite con los negocios que estén más cercanos. En Internet podremos llegar a competir con empresas de todo el mundo. Muchos países tienen un mayor desarrollo en el sector del e-commerce que otros y por lo tanto parece que parten con ventaja. Cuanto antes demos el salto a Internet mayor ventaja tendremos sobre los que vengan detrás. Por eso no podemos desechar la posibilidad de crear y desarrollar nuestra presencia online.