3 Trucos para ahorrar dinero en casa

1192

Muchas veces hacemos más hincapié en conseguir más ingresos que en reducir nuestros gastos con el fin de ahorrar una mayor cantidad de dinero. Es evidente que a todo el mundo le cuesta renunciar a ciertas cosas con tal de conseguir un mayor ahorro y focalizan su estrategia financiera en buscar fuentes de ingresos alternativas.

Lo mejor, al menos para empezar, es intentar minorar los gastos aunque nos cueste, por ese motivo te vamos a proponer algunas maneras de ahorrar dinero en el hogar. Estos pequeños trucos para ahorrar en casa pueden hacer que no tengas que recortar en otro tipo de gastos que consideres más importantes.

Instalar cortinas térmicas

Las cortinas térmicas tienen una doble finalidad, pueden proteger nuestra casa del frío del invierno y también lo pueden hacer del calor en verano. Instalando este tipo de cortina podremos poner unos grados menos en nuestro sistema de calefacción y del mismo modo, podremos bajar la potencia del aire acondicionado cuando apriete el calor. El ahorro de dinero fruto del ahorro de energía puede ser considerable a lo largo del año.

Reparar en vez de sustituir

En todos los hogares disponemos de numerosos electrodomésticos y aparatos electrónicos que en muchas ocasiones cuando dejan de funcionar simplemente los cambiamos por otros nuevos. Esto supone un error, lo primero que debemos comprobar es saber si es posible arreglar dicho aparato y el coste de la reparación. Una vez lo hayamos hecho, estaremos en condiciones de elegir si lo reparamos o no. De no hacerlo, posiblemente estemos gastando más dinero del necesario.

El tamaño es importante

Este consejo es para los que se estén planteando adquirir una vivienda o vayan a vivir de alquiler. Este aspecto no se tiene en cuenta prácticamente nunca, generalmente por el mismo precio preferimos una casa más grande a una más pequeña. Esto que aceptaría la gran mayoría de las personas, puede ser un error, sobre todo si andamos justos de dinero todos los meses. Una casa más grande implica más gastos de todo tipo, más luz, más calefacción, etc. Además tendremos que pagar una mayor cantidad en impuestos, por ejemplo el IBI. Por lo tanto, elegir el tamaño adecuado a nuestras necesidades es fundamental si queremos ahorrarnos gastos por el mero hecho de tener un poco más de espacio.

Complementar cualquier ahorro con ingresos extra, es la mejor manera de mejorar nuestras finanzas personales, pero lo primero sin duda es evitar los gastos innecesarios de cada mes.