4 aspectos financieros a considerar antes de abrir tu negocio

1312

Abrir nuestro propio negocio es una gran oportunidad, pero no obstante, es algo que puede resultar intimidante para muchos. Esto se debe a que antes de montar nuestra propia empresa necesitamos estar financieramente preparados para asumir el reto, si descuidamos esto, nuestro proyecto tendrá muchas probabilidades de no sobrevivir. Para mejorar las posibilidades de éxito, aquí te proponemos 4 aspectos financieros que debemos tener en cuenta antes de dar el paso.

Estudiar nuestra situación financiera

Antes de empezar con la planificación un negocio, debemos considerar previamente cuál es nuestra propia situación financiera personal y evaluarla.

Hay que asegurarse de que tenemos un presupuesto personal que nos permita, en caso de estrecheces financieras, ayudarnos con los costes asociados a la puesta en marcha del negocio. Por otro lado, si estamos pensando pedir un préstamo a alguna entidad financiera, será importante mejorar previamente nuestro scoring crediticio.

Por eso tenemos que tener claro, antes de empezar nuestro proyecto, si vamos a financiarlo con nuestros ahorros, o si por el contrario, optaremos por pedir un préstamo.

Consolidación de deuda

Una cuestión importante para mejorar nuestra base financiera es la reducción de nuestra deuda. Una de las mejores maneras para reducirla de manera efectiva es acudir a un asesor financiero profesional. Estudiará nuestra situación y nos dará unas pautas ajustadas a nuestra situación personal para reducir la deuda y mejorar nuestra base financiera. Con este paso, recuperaremos el control de nuestras finanzas personales.

Sigue un plan

Un plan de negocio le dará a nuestro proyecto una dirección a seguir y es un paso fundamental en el proceso de planificación. Dentro del plan de negocio tendremos que estructurar los pasos a seguir por la empresa indicando lo que queremos lograr y cuándo. Dentro del plan tendremos que incluir unas metas financieras realistas.

Una vez confeccionado el plan, éste podrá ayudarnos a la hora de solicitar financiación. Por lo que es fundamental que esté bien estructurado y sea objetivo.

Mantener las cuentas de la empresa ordenadas

Antes de poner en marcha nuestro negocio, tenemos que tener un conocimiento detallado de su estructura financiera. Además tendremos que hacer proyecciones de los costes y de los rendimientos. Planificar los números de la empresa es esencial y no debemos olvidarnos de incluir ningún tipo de coste.

Conocer en profundidad los costes asociados a nuestra actividad nos permitirá comprender de mejor manera las necesidades financieras de la empresa.

[divide style=”2″]

Con un poco de trabajo extra y preparación podremos hacer que nuestra empresa sobreviva en el largo plazo. Estas consideraciones financieras son de suma importancia en la etapa de planificación financiera de nuestro negocio.