4 Maneras simples de mejorar tu curriculum vitae

978

La simplicidad puede ser la mejor política cuando se trata de la elaboración de un buen curriculum vitae.

Hoy en día, con el grado de competitividad existente, es difícil sobresalir. Afortunadamente, existen varias maneras sencillas para atraer a las empresas, confeccionando un curriculum vitae fuerte. Un CV es a menudo la primera impresión que tendrán los empleadores de nosotros y es necesario que éste sea visualmente atractivo e informativo.

Los siguientes 4 consejos te permitirán confeccionar un curriculum vitae que resulte atractivo a las empresas.

Sé preciso

El CV no es un buen lugar para llenar de información irrelevante. Lo mejor es ser lo más preciso y concreto posible. Podemos eliminar las referencias que tengamos en primera persona porque éstas ya se presuponen. También podemos comenzar cada frase con un verbo de acción, eliminando el pronombre de primera persona. El resultado será una frase más directa y fuerte.

Emplea palabras clave

Cuando un empleado de recursos humanos inspecciona un curriculum, existe una probabilidad alta de que haya ciertas palabras que busque específicamente. Busca la manera de incorporar dichas palabras, éstas palabras puede diferir de un sector a otro o de un puesto de trabajo a otro.

Prioriza

Para aquellos solicitantes que tengan un largo historial de empleo, no es necesario incluir todos aquellos puestos que hayamos tenido en el pasado. Simplemente nos centraremos en los que estén vinculados o relacionados con el trabajo que estemos buscando. Podemos confeccionar diferentes curriculums en función del perfil del puesto de trabajo.

Repasa el formato

Un buen curriculum vitae debe ser moderno y fácil de leer. Asegúrate de que tú nombre y la información de contacto se encuentra en la parte superior y fácil de encontrar. Usa una tipografía sencilla y clara. No uses un tamaño demasiado pequeño de letra ya que estarás dificultando la lectura de tu cv.

Si usas colores para resaltar los títulos de las diferentes partes que conforman el curriculum evita el uso de colores estridentes. Mantén siempre la misma alineación de los textos y el mismo esquema.