4 pasos para empezar a planificar tu negocio durante 2013

1010

A pesar de que hace poco que empezamos el año, muchos empresarios todavía no han hecho previsiones para su negocio durante el año 2013.

Realizar una pequeña planificación siempre es básico para nuestro negocio y no debemos dejarlo para el último momento porque al final lo dejaremos de lado. Esta planificación nos servirá para establecer metas y objetivos que a final de año valoraremos. A partir de esas conclusiones tomaremos decisiones para el año siguiente.

Para comenzar a planear tendremos que establecer un calendario detallado de lo que esperamos hacer durante el año para llevar un seguimiento de nuestro negocio. A continuación proponemos 4 pasos para comenzar el proceso de planificación:

¿En qué situación se encuentra nuestra empresa ahora mismo?

Antes de ponernos manos a la obra, debemos reflexionar sobre cuál es la situación real de nuestro negocio a través de preguntas como las siguientes, ¿a qué nivel se encuentra la empresa con respecto a la competencia?, ¿qué tamaño tiene nuestra empresa?, ¿qué perfil de cliente tenemos?, ¿con qué estructura contamos?, etc.

¿Dónde queremos estar dentro de 12 meses?

Debemos imaginar o predecir las posibles mejoras que se pueden dar en el mercado interno o donde opere nuestra empresa. Debemos considerar la posibilidad de abrir sucursales o dar el salto al e-commerce, y así expandir nuestras operaciones en el mercado.

Establecer metas que se ajusten a la realidad

Si es necesario podemos buscar ayuda externa para seguir nuestro calendario. Hay que recordar que el retraso en la consecución de una meta no significa que el plan que hemos planificado deba ser rechazado. Puede ser que surjan imprevistos por el camino, así que debemos prepararnos para minimizar sus efectos en nuestro negocio.

Establecer prioridades

No todo puede ser una prioridad en la planificación. Decidir qué objetivos son más importantes es fundamental para nuestro negocio. A veces aumentar los ingresos no sirve si la calidad de nuestro producto o servicio se ve afectada ya que esto puede significar la pérdida de clientes y la reputación en el mercado.