5 Consejos para dejar atrás las deudas

964

Las deudas nos angustian y pueden crearnos problemas de todo tipo. Para intentar salir de esta situación tendremos que darnos cuenta de que no es un proceso sencillo pero tampoco es imposible.

Si tienes una deuda grande o eres proclive a estar endeudado te sugerimos que sigas los siguientes 5 consejos para dejar las deudas atrás:

Diagnosticar el problema

Es el primer paso que tenemos que dar para saber exactamente lo que está sucediendo. Debemos echar las horas que hagan falta en realizar un estudio completo de todas nuestras deudas y de la situación de nuestras finanzas personales.

Al principio lo importante es mantener la organización de todos los documentos o facturas y crear una rutina para construir nuestro mapa financiero.

Priorizar el pago de las deudas

En este momento, en el que todo está organizado y documentado, estaremos para ir a la segunda etapa, que es la definición de prioridades. No siempre nos es posible pagar todas las deudas al mismo tiempo. Por lo tanto, la primera opción es pagar las deudas cuyas tasas de intereses sean más elevadas.

Generalmente las deudas con intereses más elevados son las contraídas con nuestra tarjeta de crédito, que pueden llegar al 24% anual.

Renegociar nuestra deuda

Muchas veces tenemos vergüenza a la hora de pedir un descuento o renegociar nuestra deuda y al final renunciamos a hacerlo. Al final, dicha vergüenza puede acabar saliéndonos muy cara, demasiado.

Debemos recordar que los intereses que recibe el prestamista son elevados. No debemos avergonzarnos de negociar unas mejores condiciones y también debemos negociar las tasas de interés que nos aplican las entidades.

Pagar lo acordado

Cuando terminamos de negociar con nuestros acreedores, el resultado suele ser una oferta justa. A partir de ahí, es importante mantener el acuerdo de pago. Para ello, es fundamental que el presupuesto familiar esté preparado para soportar este nuevo gasto.

Debemos ajustar nuestro nivel de vida y marcar unos nuevos hábitos financieros. Tenemos que evitar caer en nuevos gastos y motivarnos con la finalidad de deshacernos de las deudas para mantener nuevamente nuestras finanzas personales en equilibrio.

Asumir nuestros errores

Es común que en situaciones delicadas, como cuando tenemos deudas, que busquemos culpables. A menudo nos escondemos en excusas y tratar de culpar a otros por nuestros excesos.

Es hora de abandonar la complacencia y aceptar que somos los verdaderos culpables de nuestros errores.

Vivir endeudado no es fácil, por lo que es importante destacar una vez más la necesidad de no dejar que la situación se nos vaya de las manos. Concéntrate en las compras de tu presupuesto mensual y no te olvides de crear un fondo de emergencia.