5 errores habituales en la gestión financiera personal

1088

Cada día que pasa se vuelve más importante gestionar mejor nuestras finanzas y las de nuestra familia. Para realizar esta tarea de manera satisfactoria debemos tener ciertos conocimientos básicos y tener constancia y motivación para llevarla a cabo. Además es importante conocer cuáles son los errores más habituales a la hora de llevar a cabo nuestra gestión financiera personal para no cometerlos, a continuación te mostramos algunos.

Considerar que el dinero es inagotable

Por mucho dinero que tengamos éste no será infinito y por desgracia, algún día se terminará. Si estamos trabajando y de repente tenemos un ingreso extraordinario entre las manos, es normal que queramos darnos algún capricho. Pero hay que tener cuidado, no podemos llevarnos por la emoción y gastar sin pensar que el dinero se termina.

Desechar la planificación financiera

Muchas veces no hacemos caso de la planificación financiera. Esto suele suceder cuando nuestra situación financiera goza de cierta calma y estabilidad. Esto es un error ya que en cualquier momento podremos sufrir algún imprevisto, podemos perder el empleo, tener que reparar el coche o la vivienda, etc. Debemos llevar a cabo una buena planificación de nuestras finanzas personales si queremos reducir el impacto de lo imprevisto sobre nuestra economía doméstica.

Previsión de la jubilación

Mucha gente como ve lejana su jubilación no tiene en cuenta que las acciones de ahorro que tome hoy en día afectarán a la calidad y a su bienestar cuando se retire. Cuanto antes empecemos a planificar nuestra jubilación más beneficio tendremos en el futuro. Por ejemplo si empezamos a aportar dinero a un plan de pensiones privado, cuanto antes vayamos creando el fondo mejor será, ya que el efecto de interés compuesto hará que se incremente de forma notable dicha cantidad con el paso del tiempo.

Invertir sin conocimiento

Creer que la inversión es sinónimo de altas ganancias, es un grave error. La inversión requiere información y la comprensión de las diferentes alternativas que hay en el mercado, además tendremos que gestionar el riesgo, etc. Cada uno debe analizar su realidad y su perfil inversor y empezar poco a poco. La falta de conocimiento e información puede resultar fatal a la hora de invertir.