5 mitos sobre el emprendimiento

910

Los motivos para emprender son muchos. Todas las personas que deciden ir por ese camino saben que la travesía puede estar llena de obstáculos. Pero el secreto para superarlos puede estar en la misma motivación que nos ha llevado a emprender. En esta entrada queremos mencionar 5 mitos sobre el emprendimiento.

Ser nuestro propio jefe

Esta es una expresión que todo emprendedor piensa. Lo que pocos saben es que el control no está solo en manos del empresario. Si tenemos inversores, tendremos que dar cuenta de los movimientos que hagamos con la empresa ya que ellos pusieron su dinero en nuestra idea y esperan que nuestra pyme tenga futuro. Incluso si no necesitamos capital adicional, estaremos bajo el control de la demanda de nuestros clientes, en definitiva, siempre habrá alguien a quien tendremos que rendir cuentas o impresionar. Es decir, hay más responsabilidades como emprendedor que trabajando para un tercero.

Hacer mucho dinero

Todo el mundo quiere ser millonario, ¿no?. Si el dinero fácil es nuestra principal motivación, es mejor que revisemos nuestros puntos de vista a la hora de llevar a cabo un proyecto. Con nuestro negocio podemos ganar mucho dinero, pero también tendremos que trabajar duro si queremos conseguir nuestros objetivos, incluso puede ser que no lo consigamos. ¿Estás dispuesto a trabajar duro?

Explotar talentos y habilidades

Posiblemente, si somos buenos negociadores y disfrutamos con ello, podremos explotar a fondo nuestro talento. Sin embargo en la mayoría de los casos, nos encontraremos haciendo algo a lo que no estamos acostumbrados y tendremos que aprender, nos guste o no, para poder administrar todas las áreas de nuestra empresa. A pesar de que no nos gusten las matemáticas, tendremos que manejar nuestras finanzas, el marketing de la empresa, etc. y tener todo bien organizado para que la empresa pueda desarrollarse bien.

El negocio familiar siempre funciona

No, las empresas familiares no siempre dan buenos resultados. Esto se debe a que cada persona piensa diferente y tienen distintas metas. A menos que toda la familia esté unida para lograr un único objetivo, las empresas familiares pueden causar más problemas que beneficios.

Realizar nuestro sueño

Si tienes el sueño de montar tu propia empresa, entonces seguramente lo lograrás. El emprendimiento es un sueño y no una herramienta para lograr otro sueño. Por lo tanto tendremos que buscar la automotivación para poder sacar nuestro proyecto adelante. Para emprender hay que estar preparados para pedir consejo y ayuda ya que no es un camino fácil, y lo más probable es que no sepamos todos los pasos que hay que dar. Siempre podemos consultar a otros emprendedores para que nos puedan dar consejos y así nos ahorraremos tiempo y dinero.