5 Pasos para crear un pequeño negocio y trabajar desde casa

1864

Crear un pequeño negocio desde casa es un sueño para un gran número de personas. Dormir hasta tarde, fijar nuestro propio horario y elegir el tipo de trabajo que queremos desempeñar son algunos de los beneficios que podemos conseguir si trabajamos desde casa.

La mayoría de la gente no sabe por dónde empezar, pero se requiere una gran disciplina y una gran capacidad de organización para trabajar desde casa.

A parte de las mencionadas al principio, las ventajas de trabajar desde nuestro propio hogar son evidentes. Por ejemplo, no tendremos que pagar un alquiler por la oficina o local, además podremos ahorrar dinero frente a un negocio tradicional.

Antes de dar el paso y montar un pequeño negocio en nuestra vivienda tendremos que evaluar ciertas cosas:

¿Qué se nos da bien?

Saber qué podemos ofrecer es fundamental. Por lo tanto es indispensable conocer los talentos que tenemos para basar nuestro negocio en ellos. Esto es la base de cualquier negocio.

Podemos ser talentosos en multitud de facetas, solo tenemos que saber cuáles. Además podremos apoyarnos en una comunicación efectiva, en estar atentos a todos los detalles o ser creativos, éstos son rasgos que podemos usar para que nuestro negocio tenga el éxito que buscamos.

Además debemos tener conocimiento y habilidades sobre los temas que trate nuestro negocio. Estos serán muy importantes ya que una buena formación es imprescindible si queremos prosperar trabajando desde casa.

Combinar conocimientos y talento

Mientras que la creatividad no es un concepto de negocio viable por sí mismo, por ejemplo, si lo unimos a nuestros conocimientos sobre diseño gráfico si lo será.

Tendremos que preguntarnos qué tipo de conocimientos y talentos serán adecuados para poner en marcha nuestro pequeño negocio.

Podremos encontrar varias opciones y tendremos que estudiar cuales son las que poseen una mayor proyección y cuales tendrán un buen mercado.

Evalúa todas las opciones posibles

Desafortunadamente todas las ideas a las que lleguemos no serán válidas para trabajar desde casa. En muchos casos trabajar solo desde casa también se convierte en una limitación, por lo tanto debemos adaptarnos a aquellas ideas que sean factibles.

Podemos crear una lista con cosas a favor y en contra de cada idea con el fin de ir desechando aquellas que no nos sirvan.

¿De dónde vendrá el beneficio?

Responder a esta pregunta será una prueba de fuego para estudiar la viabilidad de trabajar desde nuestro propio hogar. Aunque tengamos habilidades, conocimiento y talento a raudales si no hay nadie dispuesto a pagar por nuestros servicios o productos nuestro pequeño negocio simplemente no funcionará.

Por cada idea que haya superado la criba que hemos planteado anteriormente tendremos que contestar 2 preguntas básicas:

  • ¿Cuánta gente pagará por el servicio?
  • ¿Podemos mantenernos con lo que ganaremos?

Por ejemplo, si fabicamos un producto que requiera muchas horas al día, quizás no sea rentable. Si es demasiado laborioso, imagínate que hacemos 3 productos al mes y que el precio se sitúa en 100 euros, es improbable que podamos mantenernos con un nivel tan bajo de ingresos (además habrá que restarle los costes). Por otro lado, quizás exista un producto similar en el mercado con un precio más competitivo con lo que las ventas pueden caer o directamente no producirse.

Por lo tanto tendremos que estar atentos a todas estas cuestiones. De nuevo tendremos que ir a la lista de ideas que hayamos confeccionado y volver a repasar qué ideas cumplen o no dichos criterios.

Al final seremos nosotros los que decidamos en función de las previsiones que tengamos, por este motivo es importante dedicarle tiempo al estudio de cada idea y dejar lo mínimo al azar. Tendremos que evaluar e investigar minuciosamente el potencial de nuestra idea.

Crear un pequeño plan de negocio

Una vez hayamos elegido la mejor idea de negocio, tendremos que elaborar un plan de negocio o business plan. Mucha gente piensa que esto solo se debe elaborar cuando hablamos de grandes negocios pero es algo básico a la hora de planificar y estructurar nuestro negocio por pequeño que sea. El propósito del plan es cerciorarnos de que la idea es realmente viable y será el último paso a dar a la hora de decidir si montarlo o no.

Tendremos que establecer objetivos y metas, confeccionar diferentes escenarios, estimar cifras, etc. El trabajo puede resultar pesado, pero será la manera de asegurar que tu negocio desde casa tenga éxito.