5 Recomendaciones para el pago de tus deudas

946

Si tienes deudas, pagarlas debe ser una de tus principales prioridades.  Es muy difícil incrementar tu patrimonio o planificar tu jubilación si estás acumulando deuda a través de tus tarjetas de crédito, préstamos e hipotecas.

El pago de la deuda no es una tarea sencilla, puede llevarte varios años, pero es una causa que vale la pena.

Para acelerar el proceso y hacerlo menos doloroso, te recomendamos que sigas estos 5 consejos que planteamos a continuación.

Vigila los gastos de cerca

Lo más probable es que la razón principal por la que hayamos acumulado una gran deuda es porque en algún momento nuestros gastos se nos han ido de las manos. Si no haces nada para mejorar tus hábitos a la hora de gastar, el pago de tu deuda puede convertirse en imposible.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para controlar tus gastos es elaborar un préstamo mensual para realizar un seguimiento semanal o mensual de nuestras finanzas personales. Con esto, podrás ver en qué estás gastando y en qué áreas necesitas mejorar. El ahorro conseguido podrás destinarlo a pagar la deuda y deshacerte lo más rápidamente posible de ella.

La bola de nieve de la deuda

Si te has puesto como meta reducir tu deuda, lo primordial es no seguir acumulando más. Esto significa que deberás dejar de lado las compras con tarjeta de crédito u otros tipos de préstamos.

Evitar la deuda es fácil si tienes un presupuesto, un fondo de emergencia y un fondo de ahorro. Pon todas tus facturas al día para evitar recargos y penalizaciones que también engrosen tu deuda.

Selecciona el pago de la deuda

Si tienes varios préstamos lo mejor es que trates de pagar primero el que tenga un mayor tipo de interés. Es decir, cuanto antes puedas deshacerte de ella, mejor. Puedes destinar el pago mínimo a los préstamos con menor tipo de interés para centrarte en el que tiene mayores tasas.

Este es un método muy eficaz que te librará de la deuda rápidamente si se mantiene la concentración y disciplina.

Agotar el fondo de emergencia

En ocasiones puedes estar tentado a utilizar tu fondo de emergencia para pagar la deuda más rápido. El problema es que la naturaleza de ese fondo es para cubrir gastos inesperados. Si agotamos este fondo y nos pasa algo, tendremos que volver a pedir dinero prestado.

Deja el fondo de emergencia de lado. Primero trata de mirar tu presupuesto familiar y trata de ver en qué áreas puedes gastar menos y utilizar ese dinero para el pago de la deuda.

Consolidar la deuda

No estoy muy a favor de esto, pero a veces es lo único que podemos hacer. Creo que la gran mayoría de la gente podría pagar sus deudas con una mejor planificación, sin recurrir a estos servicios. Si buscas una empresa que te ofrezca este servicio infórmate antes para evitar posibles estafas o sustos que puedan ocurrir.