6 claves a la hora de crear tu estrategia de social media

1003

¿Tiene tu empresa una estrategia de social media definida?

Según los resultados de algunos estudios, más del 50% de las pymes necesitan ayuda para posicionarse en las redes sociales.

Incluso muchas empresas que ya están implantadas en los medios sociales, no están sacando el partido que debieran de éstas y no pueden cumplir sus objetivos. Una buena planificación hará que podamos sacar partido de las redes sociales de manera eficaz.

A continuación mostramos 6 claves a tener en cuenta al crear la estrategia de social media de tu empresa:

Determinar los objetivos en las redes sociales

Tendremos que contestar a dos preguntas esenciales: ¿cómo queremos usar los medios sociales para ayudar a nuestra empresa? y ¿qué objetivos queremos lograr?

Lo primero que tendremos que hacer será establecer unas metas concretas que sean medibles y alcanzables. Por ejemplo, si hoy en día recibimos 5 conversiones, provenientes de las redes sociales al mes, fijando una meta de conseguir 80 en los próximos 12 meses es más realista que un objetivo de 5000.

Los objetivos que se suelen establecer para las pequeñas empresas son los siguientes:

  • Construir nuestra marca: Trataremos de conseguir que la gente reconozca nuestra empresa y que asocien el nombre con los productos o servicios que ofrecemos.
  • Conseguir nuevos clientes: La meta será que los nuevos clientes accedan a través de las redes sociales en la web de nuestra empresa.
  • Mejorar la atención al cliente: El objetivo será construir un nuevo canal de comunicación cliente-empresa ofreciéndole contenido de calidad y útil, atendiendo a preguntas y dudas, etc. Una buena atención al cliente nos permitirá mejorar nuestra imagen de marca.
  • Hacer partícipes a los seguidores: Si conseguimos que nuestros seguidores participen e interactúen con las publicaciones que hagamos obtendremos un mayor impacto social y un mayor alcance, que permitirá atraer a nuevos usuarios y clientes.

Al establecer objetivos específicos estaremos definiendo la manera de medir dichas interacciones y ver si las medidas que estamos llevando a cabo son efectivas o no.

Conoce a tu audiencia

Determinar el público objetivo para nuestra estrategia es fundamental si queremos sacar partido de las redes sociales.

Para saber y determinar cuál es nuestro público objetivo tendremos que llevar a cabo un proceso de segmentación en el cual determinaremos:

El intervalo de edad, gustos, intereses y prioridades de los clientes que han comprado algo en el pasado. A través de esta segmentación podremos establecer cuál es el perfil de nuestro cliente objetivo.

Después de realizar esto, tendremos que establecernos en aquellas redes sociales en las cuáles se concentre un mayor número de personas que encajen como cliente objetivo. No solo tendremos que considerar los medios sociales más conocidos como Facebook, Twitter, etc. sino que existen otros más pequeños que quizás nos interesen más.

Cuanto más conozcamos a nuestro público, más fácil será participar e interactuar con ellos y más fácil será conseguir las metas que estamos buscando.

Delimita y encuentra la temática que mejor te funciona

Tendremos que encontrar aquellos temas que sean centrales para nuestra empresa. Debemos delimitar entre 3 y 5 temas principales y crear contenido en torno a ellos. Estos serán los temas por los que la empresa será conocida.

Además debemos crear un calendario para publicar nuestro contenido. Podremos planificar y combinar las publicaciones con promociones.

También sería bueno ofrecer los contenidos en varios formatos, no solo texto. A la gente le encantan las imágenes y el contenido visual. En este sentido crear infografías puede ser una buena solución. Además, algunas redes sociales giran en torno a las imágenes como Pinterest e Instagram.

Otra recomendación que debería estar presente en nuestra estrategia de social media es la creación de un blog para el sitio web de nuestra pequeña empresa.

Al definir claramente los temas y los contenidos que ofreceremos, encontraremos que es más sencillo obtener los resultados que deseamos. Incluso podremos delimitar cuales son los temas qué mejor funcionan y los que no, por lo tanto podremos rectificar si alguna temática no funciona como debiera.

Optimiza tus perfiles

Algo básico a la hora de posicionarnos en una red social es optimizar nuestro perfil para ofrecer facilidades al usuario. Es algo obvio que en nuestros perfiles tendremos que publicar la ubicación de la empresa, el número de teléfono, las horas de apertura y cierre, un email de contacto y un enlace a nuestra página web. Además tendremos que incorporar elementos de nuestra marca como logos, códigos QR visuales, etc. que sean visualmente atractivos.

Racionalizar los recursos

Para muchas pequeñas empresas estar en las redes sociales puede suponer un esfuerzo ya que requiere tiempo y dedicación. A veces, nos excedemos en el tiempo que usamos y dejamos otras áreas de la empresa descuidada. Para evitarlo tendremos que realizar lo siguiente:

Decidir quien se encarga del mantenimiento de las redes sociales de la empresa. Para gran parte de las pymes será el propietario.

Definir parámetros para el uso de los medios sociales. Esto significa definir las directrices a seguir por los empleados en cuanto a la interacción con los usuarios.

Automatizar cuando sea posible. Con el fin de liberar tiempo para no descuidar otras áreas de la empresa podremos programar las publicaciones y promociones. De este modo crearemos contenido cuando dispongamos de tiempo para ello y lo publicaremos cuando queramos de manera automática.

Medir los resultados

No debemos olvidarnos de implementar todo lo necesario para medir nuestros resultados. Las métricas que sigamos serán aquellas vinculadas con los objetivos establecidos. Si no llevamos a cabo este paso no sabremos si vamos por el buen camino o si tenemos que dar un giro en nuestra estrategia de social media.