6 consejos para aumentar la productividad en nuestra empresa

1069

Tener que gestionar el tiempo no es una tarea fácil para los nuevos emprendedores. Cuando abrimos nuestra empresa, buena parte de las decisiones deben ser analizadas personalmente y las largas reuniones suelen retrasar el horario planeado. La ordenación del tiempo no es un tema fácil de tratar en la vida cotidiana. Por eso para organizar tu día a día y aumentar la productividad te daremos algunos consejos para que dispongas de más tiempo:

Usa la tecnología: Con las tecnologías existentes hoy en día podemos hacer muchas cosas sin movernos de casa o desde cualquier lugar del mundo. Podemos comparar productos financieros online, realizar conferencias y presentaciones a través de la videoconferencia y un sinfín de cosas que hace unos años exigían nuestra presencia física para poder realizarlas.

Reducir la duración de las reuniones: Las reuniones generalmente se acaban alargando y no porque sean más largas el resultado será mejor. Para ahorrar tiempo en las reuniones que podamos tener, lo mejor es llevar preparada la reunión de antemano y saber qué puntos serán los importantes para no salirse de ellos. Una reunión, en general, no debería pasar de los 15 o 20 minutos.

Programar el 70% de la jornada: Podemos mejorar la organización de nuestra agenda diferenciando aquello que es urgente de lo que es importante. Las tareas urgentes son aquellas que deben realizarse rápidamente. Otro consejo es programar sólo el 70% de la jornada y el resto dejarlo para imprevistos.

Evitar distracciones: La capacidad de concentración es muy importante. Tendremos que buscar técnicas que nos ayuden a enfocarnos en nuestras metas. Además existen algunas técnicas como la Pomodoro, que consiste en dividir el trabajo en tiempos de 25 minutos, cuando pasen los primeros 25 minutos haremos un descanso de 5 minutos. Cada cuatro períodos de 25 minutos haremos una pausa de 15 minutos. Este tipo de técnicas están encaminadas a aumentar la productividad.

Dejar el e-mail de lado: Muchas veces perdemos gran parte de nuestro tiempo consultando e-mails. Aunque parezca poco tiempo, si cada vez que miramos el correo anotamos el tiempo que pasamos consultándolo, nos llevaríamos una sorpresa al final del día. Lo más aconsejable es mirar el correo unas 2 o 3 veces al día. Otro consejo relacionado con el e-mail, es no enviar textos largos, así ahorraremos tiempo, y su lectura será más fácil.

Mantener los horarios para ciertas tareas: Organizar las cosas al llegar a nuestra empresa podría hacernos perder mucho tiempo. Deberíamos separar ciertas tareas rutinarias para hacerlas en momentos específicos, para así evitar interrupciones durante todo el día.