6 Errores que están minando tus finanzas personales

866

Aquí vamos a echar un vistazo a los siete errores financieros más comunes que a menudo conducen a la gente a pasar grandes apuros para llegar a fin de mes. Incluso si ya estamos pasando por dificultades financieras, deberías evitar caer en los siguientes errores:

Exceso de gastos superfluos

Quizás en el momento que realicemos estos gastos no pensemos en las consecuencias ya que parece que apenas gastamos dinero y que su ahorro no nos va a solucionar nada. Pero por ejemplo, el café diario fuera de casa, el paquete de tabaco, cenar fuera, alquilar una película en una plataforma de pago, etc. cada detalle suma. Solo salir una vez a la semana a cenar durante un año (suponiendo un gasto de 25 euros cada cena) sumaría un gasto de 1300 euros, lo que supone el pago de 2-3 meses de la letra del coche o la hipoteca.

Si a este le sumamos el resto de cosas que hemos mencionado, la suma se dispara. Si estamos pasando por dificultades financieras, evitar este error, es realmente importante. Siempre se puede ahorrar con pequeños gestos en nuestra vida diaria.

Gastos mensuales fijos

Este tipo de gastos, como el teléfono, luz, agua, gas, televisión por cable, gimnasio, suscripciones mensuales, etc. debemos estudiarlos profundamente para decidir cuales realmente necesitamos y cuales podemos suprimir. Cuando decidamos cuales necesitamos, tendremos que estudiar si existen otras compañías que nos ofrezcan lo mismo pero a menor precio. Por ejemplo si tienes teléfono fijo y móvil, quizás puedas prescindir del fijo. A lo largo del año el ahorro será considerable.

Vivir del crédito

Este error cada vez es más común. La gente usa con mayor asiduidad las tarjetas de crédito, y la mayoría de las veces sin ningún control. El crédito es caro, y el de las tarjetas de crédito, todavía más.

La moda de pagar en todos los sitios con la tarjeta de crédito amenaza la economía de muchas familias. Hacen cualquier tipo de compra con la tarjeta. Los tipos de interés que se soportan pueden llegar al 24% anual, y lo único que haremos será crear una bola de nieve de deuda que quizás no podamos parar.

Comprar un nuevo coche

A todo el mundo le gusta comprarse un coche nuevo, pero a no ser que puedas pagar en efectivo y de una sola vez, no es recomendable hacerlo. Pedir un préstamo para pagar un coche es un problema debido a que nada más salir del concesionario éste ya pierde una gran parte de su valor, y además, nosotros estaremos pagando intereses del préstamo por algo que se está depreciando a una velocidad increíblemente rápida. Esto incrementa la diferencia entre el valor del coche y el precio que pagamos por él. Esto es algo preocupante en gente que cambia de coche cada 2 o 3 años perdiendo grandes cantidades de dinero.

A veces no queda más remedio que pedir un préstamo para adquirir un vehículo, pero seguramente no necesite un coche de gama alta. Estos vehículos son caros en precio, en seguro y en combustible. Estas cuestiones deben tenerse muy en cuenta a la hora de comprar un coche y más si se hace a través de un préstamo.

Comprar una casa demasiado grande

Una casa grande puede ser el sueño de muchas familias, pero también es un agujero negro que nos hace tirar mucho dinero. Una casa más grande conlleva un mayor gasto en luz, calefacción, agua, etc. Ya si tiene jardín y piscina, el gasto se multiplica.

¿De verdad necesitas una casa tan grande? Esta es la pregunta que te deberías de plantear antes de comprar o alquilar una vivienda.

No hacer un seguimiento de los gastos

Quizás sea lo primero que debas hacer en tus finanzas personales. Empieza a controlar los pequeños gastos para después controlar los grandes. Esto nos dará una visión global de en qué gastamos nuestro dinero. Detectaremos los gastos que nos están haciendo tirar una gran parte de nuestro presupuesto familiar y podremos ponerle freno. Para hacer el seguimiento de los gastos, lo mejor es que utilices un presupuesto o una hoja como la que tenemos aquí para hacer un seguimiento de nuestros gastos.