6 Gastos imprevistos asociados a la compra de un móvil

884

Los teléfonos móviles están evolucionando rápidamente, pero el coste de poseer uno sigue en aumento. Sin embargo, la tecnología no es la culpable. El hardware, software y accesorios son los que disparan el gasto. Aquí te ofrecemos siete costes asociados a la compra de un teléfono móvil que quizás no hayas previsto.

Tarifa de datos

Si quieres acceder a internet desde tu teléfono móvil vas a tener que contratar un plan de datos. Hoy en día existe una amplia gama de precios en función del consumo que realices. Por lo que te tienes que preocupar es por el consumo que hayas hecho por encima de la tarifa contratada. Algunos planes de datos reducen la velocidad de navegación sin cargos adicionales, estas tarifas no son preocupantes. Sin embargo, otros, al superar los datos contratados nos cobran unos céntimos por cada megabyte consumido. Si realizamos un consumo intensivo (por ejemplo compartes la tarifa de datos de móvil con el ordenador portátil) podemos llegar a tener un problema. Por ejemplo, si por cada mega a mayores pagamos 0,03 céntimos, si utilizamos 1 GB de datos a mayores, tendremos que pagar 30 euros más.

Aplicaciones

Los móviles actuales se caracterizan por su versatilidad. Con un solo dispositivo podremos realizar una infinidad de tareas, desde consultar nuestra cuenta bancaria, realizar la lista de la compra, consultar las redes sociales, ver un vídeo, escuchar música, etc.

Algunas de las apps que sirven para estas cosas cuestan dinero. Es cierto que muchas son gratuitas, pero cada vez más gente opta por pagar una pequeña cantidad para andar evitando la publicidad que invaden estas aplicaciones.

Otros gastos relacionados con las aplicaciones son los micropagos. Éstos consisten en pagar por mejoras de la aplicación, es decir, la “app básica” es gratuita, pero ofrecen mejoras para ampliar sus funcionalidades y por las cuales tendrás que pagar.

Almacenamiento

Cuando compramos un dispositivo móvil rápidamente le instalamos un sinfín de aplicaciones, le metemos música, vídeos, fotos, etc. y el almacenamiento interno cada vez se va quedando más pequeño. Para evitar incrementar el almacenamiento del móvil tendremos que comprar tarjetas de memoria compatibles con nuestro terminal.

A día de hoy este tipo de tarjetas son baratas (si no vamos a las de máxima capacidad). Algunos modelos de móviles no disponen de una ranura para este tipo de tarjetas y es algo a tener en cuenta cuando adquiramos uno, ya que no podremos ampliar la memoria interna.

Auriculares

Aunque la mayoría de smartphones incluyen auriculares, hay varios modelos que no los ofrecen. Incluso algunos modelos no disponen de un conector tradicional para los cascos y se conectan vía bluetooth. Si tenemos que optar por estos últimos tendremos que rascarnos el bolsillo ya que no suelen ser baratos.

Fundas o carcasas

Todo el mundo cuando compra un móvil intenta protegerlo al máximo de los golpes. A todo el mundo se le viene a la cabeza la pantalla rota de algún amigo o la de algún terminal que hayan tenido anteriormente. Por este motivo, casi inmediatamente después de tener un móvil nuevo, lo primero que hacen es intentar protegerlo a través de la compra de una carcasa protectora o una funda. También se suelen adquirir los típicos “plásticos” que se pegan a la pantalla para evitar los arañazos.

Reparaciones

Las reparaciones de los teléfonos nuevos son caras. Si se te ha estropeado o se te ha caído al suelo, se te ha mojado, etc. tendrás que mandarlo al servicio técnico. Siempre puedes asegurar el terminal, pero también supondrá un gasto a mayores. Lo mejor es ser precavido y proteger el dispositivo.