7 Claves para reducir la tasa de rebote de una web

850

La tasa de rebote es una métrica que se tiene muy en cuenta en la analítica web. Este indicador nos muestra cuantos visitantes por cada cien se han ido de nuestro sitio nada más entrar, es decir, solo han accedido a una página y han salido.

De manera general, un alto porcentaje en la tasa de rebote implica una baja tasa de conversión. Puedes consultar esta métrica a través de Google Analytics.

Algunas de las principales razones por las que tu porcentaje es alto, son las siguientes:

  • La web atrae a visitantes equivocados
  • El usuario accede a una web confusa y poco amigable
  • El tiempo de carga es demasiado alto
  • Demasiados anuncios en la página

Ahora te daremos 7 claves para tratar de reducir la tasa de rebote de tu sitio web

El diseño es fundamental

El diseño de tu web debe ser uno de los factores a los que debes prestar más atención. Trata de usar una gama de colores agradable a los ojos, evita animaciones y popups (ventanas emergentes) en el medio de la página o cualquier cosa que pueda molestar o distraer la atención del usuario.

Organiza correctamente el contenido y no trates de abrumar al visitante con demasiada información. Utiliza tipografías, tamaños de letra y un espaciado que invite a la lectura.

Asegúrate de que la plantilla de tu web es compatible con todos los navegadores y que el resultado es el mismo en todos.

Reduce el tamaño de tu página

Los tiempos de carga de una web cada vez son más importantes. Asegúrate de que utilizas imágenes que pesan poco y que están optimizadas, optimiza los archivos CSS y el javascript de tu sitio.

También puedes utilizar plugins de caché si tu sitio usa WordPress ya que te simplificarán mucho la tarea de mejorar los tiempos de carga de tu sitio. También puedes configurar los tiempos de expiración de las cabeceras, utiliza proxys inversos y CDN.

Cualquier mejora que puedas hacer en el tiempo de carga de tu web será muy importante para reducir la tasa de rebote e incrementar las tasas de conversión.

Mejora la usabilidad de tu sitio

Los hipervínculos son un pilar básico del internet que conocemos hoy en día. Tu sitio debe tener un menú fácil de usar que le permita al usuario acceder fácilmente al contenido con el mínimo número de clics.

Evita colocar el menú en la parte inferior y trata de organizar tu sitio en categorías. Además, debes intentar no poner tus páginas más importantes a más de 3 clics de distancia de la página principal.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que no debes utilizar menús creados en flash ya que los buscadores no reconocen muy bien este formato.

Crea contenido para los usuarios y no para los buscadores

Comprueba que el título, los encabezados y los metatags de cada página son acordes al contexto. Trata de resumir el contenido en el primer párrafo para después ir desarrollándolo en los posteriores.

No repitas las keywords de manera compulsiva para tratar de posicionarte en los buscadores para una determinada consulta. Crea contenido natural, original y que aporte valor al usuario.

Optimiza el contenido

Debes optimizar tus páginas para palabras clave (keywords) relevantes. Cada página debe utilizar 1 o 2 términos. Pese a que hace un tiempo la densidad de palabras clave era muy relevante, hoy en día puedes dejar ese tema de lado. Es obvio que si hablas sobre un tema habrá ciertas palabras que repetirás a lo largo del texto pero no gastes esfuerzos en repetirlas una y otra vez.

Puedes colocar las palabras clave que hayas elegir en los sitios más relevantes de cada página: Título, encabezados, imágenes, primer párrafo de contenido, etc. También es recomendable usar palabras que estén relacionadas con la misma temática.

No trates de engañar a Google incluyendo palabras clave no relacionadas o demasiado genéricas. Incluso si llegarás a ocupar el primer sitio para una consulta, los usuarios dejaría de inmediato la página y se incrementaría tu tasa de rebote.

Consigue enlaces de calidad

Los enlaces hacia tu web son un factor fundamental que afectará a tu posicionamiento en los buscadores. Trata de conseguir buenos enlaces en páginas que puedan atraer visitantes a tu sitio.

La forma más natural de lograr esto es a través de la creación de contenido de calidad. Invierte en la creación de contenido y no en la compra o intercambio de enlaces.

Sigue de cerca las métricas de tu web

Como webmaster debes evaluar el estado de tu sitio, el éxito de tus campañas, etc. No solo debes centrarte en la evolución del número de visitas o el PageRank de tu sitio, debes tener en cuenta otros aspectos como el porcentaje de rebote, el tiempo promedio que pasa un usuario en tu sitio, las páginas por visita y las tasas de conversión.

Utiliza una herramienta de análisis como Google Analytics para poder observar lo que está ocurriendo en tu web. Con toda esa información podrás sacar conclusiones sobre qué está pasando en tu web, los problemas que puede haber y cómo solucionarlos.