7 Preguntas antes de abrir una Pyme

959

Antes de abrir una pequeña empresa o pyme hay que hacerse muchas preguntas. Aquí recogemos algunas de las cuales tendremos que hacernos antes de materializar nuestro proyecto de negocio.

¿Qué vamos a hacer?

¿En qué mercado vamos a desarrollar nuestra actividad? Es importante centrarse en un segmento del mercado y no actuar en varios, al menos en un principio. Uno de los errores que cometen las nuevas empresas hoy en día es querer abarcar demasiado y a los pocos años de vida terminan cerrando.

¿A quien se dirigirá nuestra empresa/producto?

Para dar respuesta a esta pregunta tenemos que visualizar quiénes son nuestros potenciales clientes y pensar en cómo van a responder a nuestro producto o servicio. Cuanto mejor sea el estudio de nuestros potenciales clientes menos posibilidades tendrá de fracasar nuestro producto.

¿Qué nos va a hacer diferente a los demás?

En la actualidad cada consumidor compara los productos y servicios de diferentes empresas. Muchas veces el factor decisivo es el precio, sobre todo en épocas económicas poco boyantes como la actual, pero también puede ser la calidad, la atención al cliente o la ubicación por ejemplo. Para vencer a la competencia tendremos que hacer cosas diferentes.

¿Qué tipo de empleado necesitará nuestra pyme?

Ante esta pregunta tendremos que contemplar la posibilidad de contratar o no personal para la empresa. Si la respuesta es afirmativa tendremos que pensar cómo tendría que ser la persona adecuada y elegir según nuestros criterios. Hay que tener en cuenta que el trato que den los empleados a nuestros clientes, es algo que forma parte de la imagen de la empresa.

¿Sabemos qué es el flujo de caja o cash flow?

Estas palabras suelen asustar a los emprendedores que no tienen mucha experiencia. A menudo se suele descuidar el aspecto financiero de la empresa cuando es algo crucial para la marcha de una pyme. Mantener un flujo de caja adecuado nos permitirá tener un nivel de liquidez adecuado para realizar los pagos cotidianos y garantizar un funcionamiento fluido de nuestra pequeña empresa. En internet existen numerosos recursos donde poder consultar cómo llevar a cabo una gestión exitosa del cash flow.

¿Cuáles son nuestras metas?

Sin establecer metas no podremos crear el camino hacia ellas. ¿Cuánto queremos ganar y en cuánto tiempo? Es fundamental establecer metas y que éstas sean alcanzables. Al principio nuestras metas tendrán que establecerse a corto plazo ya que no tendremos una estabilidad suficiente, ni datos suficientes como para plantearnos objetivos a largo plazo.

¿Cómo vamos a fidelizar a nuestros clientes?

Mantener a nuestros clientes es tan importante como mantener un correcto flujo de caja. Tenemos que pensar en qué acciones vamos a llevar a cabo para mejorar nuestra relación con los clientes para hacer que vuelvan.