9 Trucos para afrontar una entrevista de trabajo

1095

Acudir a una entrevista de trabajo nunca es fácil pero hay ciertos trucos que podemos utilizar para incrementar las posibilidades de que el responsable de recursos humanos piense que somos el mejor candidato para el puesto.

Los siguientes 9 trucos, te permitirán afrontar una entrevista de trabajo con más garantías.

Irradia energía positiva

La gente se siente atraída por aquellas personas que son optimistas y están cargadas de energía positiva.

Una de las mejores cosas que puedes hacer durante una entrevista de trabajo es mostrarte encantado y entusiasmado con el puesto de trabajo al que aspiras.

Debes dejarle claro al entrevistador que estás realmente interesado en el trabajo y que estás dispuesto a contribuir con tu esfuerzo al equipo.

Deja claro lo que puedes aportar

La mejor manera de venderse es hablar en los términos que la persona que te está entrevistando quiere.

Tómate el tiempo de investigar qué cosas de tu curriculum vitae te han servido para conseguir la entrevista de trabajo.

Lee la descripción de la oferta y trata de buscar cuáles son tus fortalezas para optar a ese puesto, a partir de ahí trata de explotarlas al máximo durante la entrevista.

Ser accesible

Cuando un responsable de recursos humanos realiza una entrevista, no solo busca un buen curriculum, sino que también valora ciertos intangibles, tales como si vas a encajar dentro de la cultura de la empresa, si te vas a llevar bien con el resto de trabajadores o si vas a disfrutar trabajando allí.

Para hacerle saber al empleador que el puesto de trabajo está hecho para ti debes ser accesible y agradable durante todo el proceso de selección.

Permanece tranquilo durante la entrevista y trata de conectar con la persona que tengas enfrente. No te olvides de sonreír.

Céntrate en la entrevista de trabajo

Si estamos centrados al 100% en la entrevista, no estaremos nerviosos ni tensos durante su transcurso. Las mejores conversaciones se producen cuando ambas partes están totalmente focalizadas en la entrevista.

No dejes que nada externo influya en tu preparación para la entrevista. Todos tus sentidos deben estar puestos en lo que el entrevistador te está diciendo.

No tengas miedo al fracaso

Recuerda que debes afrontar una entrevista de trabajo con valentía, optimismo y confianza. No tengas miedo a que salga mal. Debes ser honesto y auténtico, esto es lo máximo que pueden pedir de ti.

Haz las preguntas correctas en el momento adecuado

Cuando realices preguntas en una entrevista de trabajo tendrás que esperar al momento oportuno. No debes realizar preguntas nada más empezar, por ejemplo.

Antes de la entrevista puedes preparar algunas de las preguntas que vas a realizar y cuando se te dé la oportunidad de hacerlas, hazlo, no te quedes callado. Utilízalas para mostrar interés.

Céntrate en aspectos positivos de la oferta

Independientemente del salario, sector, etc. siempre hay aspectos positivos y negativos en un puesto de trabajo.

Intenta centrarte en los positivos para hacerle saber al entrevistador que realmente estás dispuesto a ocupar ese puesto.

Deja los inconvenientes de lado y evita que nublen tu juicio y perspectiva. Un buen ejercicio pasaría por escribir los aspectos positivos del puesto de trabajo en una hoja de papel.

Ponte metas

Las mejores empresas establecen objetivos y hacen todo lo posible para obtenerlos. Como demandante de empleo, no debes ser diferente.

Es decir, antes de la entrevista de trabajo, debes tomarte el tiempo necesario para pensar en dónde te ves dentro de 1 año, 3 años y 5 años. Sé específico y trata de elaborar un plan para asegurarte de conseguir alcanzar tus metas.

Si no sabemos hacia dónde vamos, seguramente no alcancemos ni una fracción de lo que podría haber sido. Estar centrados en nuestros objetivos y dejar que nuestro entrevistador los conozca puede ser una buena manera de diferenciarte del resto de candidatos.

No te vengas abajo

Los mejores responsables de recursos humanos quizás te hagan preguntas realmente difíciles. Nunca lo tomes como algo personal.

Sé optimista y cárgate de energía positiva para luchar contra este tipo de momentos. Si sabemos lidiar con estas preguntas sin venirnos abajo, seremos más propensos a conseguir nuestro objetivo.