Acuerdo para la implantación de la Tasa Tobin

841

Once países de la Unión Europea, entre ellos España, han acordado establecer la Tasa Tobin o impuesto sobre las transacciones financieras. Este impuesto entraría en funcionamiento a partir del año 2015 de forma gradual.

La finalidad de este impuesto es gravar las transacciones financieras. En un principio se buscaba un mayor radio de actuación pero parece que ha quedado en algo mucho más “light”. Así que su aplicación se ceñirá a al mercado de acciones (tanto al contado como en derivados).

Ya se llevaba bastante tiempo hablando de imponer este tipo de impuesto pero parecía que los acuerdos no llegaban debido a que las negociaciones estaban paralizadas debido a que los países que participan en él temen una fuga de capitales hacia otros lugares como la “city” (Londres), una de las mayores plazas financieras del mundo.

Una de las medidas para evitar que ocurra esto, los once ministros de finanzas, han acordado que el impuesto solo será efectivo teniendo en cuenta el criterio de emisión y no el de residencia de la entidad.

Todavía se desconoce cuál será el gravamen aplicado a las transacciones pero se baraja que sea del 0,1% para los valores y el 0,01% para los derivados. Según algunos estudios, con este impuesto, se esperan recaudad en torno a los 30.000 millones de euros.