Ahorrar dinero en libros de texto

981

El coste de los libros de texto es una de las principales causas de queja entre los padres que tienen a sus hijos en edad escolar. Y es que los libros pueden suponer una gran carga económica para muchas familias. Por si fuera poco, a esto habrá que sumarle todos aquellos gastos vinculados con la “temida” vuelta al cole.

Si bien en otros países de nuestro entorno existen escuelas con un servicio de alquiler de libros que permite a las familias que se acogen a este programa hasta un 80% menos de gasto que si los compraran nuevos, en España, esta práctica no está extendida.

Otras medidas que han tenido éxito en otros países y que está desarrollándose con éxito son las plataformas de alquiler de libros. En España ésto todavía no está muy desarrollado, en Internet podemos encontrar sitios como Chegg.com en la cual con algo de suerte podremos encontrar algún libro en castellano que nos sirva (la gran mayoría son en inglés). En ella además, podremos encontrar libros usados.

Por lo tanto, las únicas vías que nos quedan para conseguir ahorrar en los libros de texto son, la comparación de precios y comprar libros de segunda mano.

Comparar los precios de los libros

Para ahorrar dinero en cualquier compra la primera regla básica es comparar los precios en diferentes lugares. Generalmente las librerías cercanas al colegio o la universidad, y dónde acuden a mayoría de los padres y alumnos a comprar los libros, suelen tener unos precios elevados en comparación a otros lugares. En Internet podemos encontrar multitud de sitios donde comprar libros a precios más bajos que las librerías tradicionales. Entonces la mejor opción pasará por gastar algo de tiempo consultando por la red los mejores precios, para ahorrar tiempo os traemos una interesante herramienta que hemos encontrado. Se llama OkLibros y es un comparador de precios de libros.

comparador de libros de texto

codigo isbn libro de texto
Ejemplo de código ISBN

Comprar libros de segunda mano

La otra alternativa que tenemos para ahorrar dinero en nuestros libros de texto pasa por recurrir a los libros de segunda mano. Aquí el abanico es más amplio. Podremos ponernos en contacto con otros padres conocidos cuyos hijos sean mayores para ver si nos dejan sus libros (si estos nos sirven), podemos recurrir a Internet  a través de plataformas conocidas como eBay, Amazón o también podremos recurrir a otras como Relibrea o BookInt. Estas páginas sirven como medio para intercambiar libros en las cuales los usuarios publican los libros que tienen para intercambiar con el resto de usuarios. Esta es una gran opción ya que no tendremos que incurrir en ningún gasto, el problema reside en que quizás no encontremos contraparte con la cual intercambiar los libros.

En el caso de los libros de texto para universitarios tenemos otra opción que es recurrir a la biblioteca de la facultad. Sin duda es la mejor opción de todas, solo tendremos que estar pendientes de renovar el préstamo del libro. Fuera de la universidad en ocasiones podemos encontrar bibliotecas públicas que también cuentan con el mismo servicio y del cual nos podemos aprovechar si lo que queremos es ahorrar dinero.