Alargar la vida de la batería de los teléfonos móviles

940

A la hora de comprar un teléfono móvil, además de todas las especificaciones técnicas que éste pueda tener, los consumidores se fijan mucho en la batería del mismo. Una batería que dure mucho tiempo es preferible a una que se agote rápidamente, sin embargo, la llegada de los smartphones y la conexión constante a los datos nos ha enseñado una cosa: las baterías de los teléfonos móviles no están diseñadas para aguantar más de dos días.

Es por este motivo por el que constantemente estamos recargando la batería del móvil con el consiguiente gasto en electricidad que esto provoca, y en ocasiones, realizamos el proceso de una forma errónea, debido a que mucha gente recarga las baterías al máximo y después mantiene el teléfono enchufado a la corriente, práctica perjudicial que puede afectar sobremanera a la esperanza de vida de la batería.

Indicadores de fallo en la batería

  • El tiempo de recarga de la batería se acorta
  • La batería está inusualmente caliente en un ciclo de recarga
  • La batería está inusualmente caliente durante un uso normal del teléfono
  • La batería se descarga en mucho menos tiempo del habitual
  • La caja de la batería comienza a hincharse
  • La batería desarrolla un punto especialmente duro

Los teléfonos móviles, como los ordenadores portátiles, suelen utilizar baterías de litio, que están diseñadas para funcionar de forma óptima dentro del rango de carga del 40%-80%. Para extender la vida de las baterías de los teléfonos móviles, debemos tener muy presente en primer lugar que lo peor que podemos hacer es permitir que una batería se reduzca al 0% de carga, porque podría entrar en un estado de “descarga profunda” que puede llevar a que el móvil se cargue de forma incorrecta en el futuro.

Otro punto a tener en cuenta es la temperatura de su batería. Debe saber que la exposición prolongada a altas temperaturas no le hace ningún tipo de bien a la misma, por lo que en días calurosos sería una muy mala idea dejar su teléfono en el coche si no lo tiene a la sombra, como también sería una mala idea ir con su teléfono móvil a la playa, práctica muy habitual por no querernos despegar del mismo.

Además, es conveniente que limpie con frecuencia los contactos de la batería, tanto los presentes en la misma como los que están dentro del teléfono, porque con el tiempo pueden acumular suciedad que reducen la eficiencia de la transferencia de energía. Coja un bastoncillo humedecido con alcohol isopropílico. Si los contactos fuesen diferentes, podría darse una corrosión acelerada conocida como galvánica, en ese caso puede emplear un removedor de esmalte, pero tenga cuidado porque no querrá estropear la carcasa de su teléfono.