Como aumentar las interacciones sociales de tu contenido

1070

Las redes sociales son uno de los mejores medios para promocionar tu sitio web. Pero más allá de compartirlo con tus amigos o círculos cercanos lo que  debes buscar es que el contenido sea lo suficientemente atractivo para que el resto de los visitantes lo comparta por iniciativa propia, incrementando de manera increíble su alcance.

Para conseguir esto no basta con tener un blog estándar o una web bien escrita, tendrás que crear contenido digno de ser compartido por los usuarios que visitan tu web. Es decir, tendrás que involucrar y llamar la atención de éstos, a través de ofrecer contenido único, llamativo, informativo o de interés.

A continuación te vamos a ofrecer algunos consejos para impulsar las interacciones sociales del contenido que generes.

Los títulos importan

Los títulos de nuestro contenido son lo que primero ven la mayoría de los usuarios en las redes sociales. Por lo tanto, trabajar este aspecto es fundamental para ganar un clic o una acción social (me gusta, retweet, +1, etc.).

Si piensas en los títulos de la misma manera en la que lo haces para los textos de tus anuncios PPC (Pay Per Clic), irás por el camino correcto.

Cuando se visualiza un anuncio, el título es uno de los factores más importantes que van a influir en la decisión de si un usuario hace clic o no en él.

Hay algunos tipos de títulos que suelen funcionar bastante bien a la hora de llamar la atención de los usuarios, por ejemplo:

Usa números: “Los 10 mejores blogs sobre…”

Incluye el año: “Tendencias en el marketing para el 2014”

Usa títulos que llamen la atención o títulos controvertidos: “Las redes sociales están arruinando nuestras mentes”

Da solución a un problema: “Cómo mejorar el SEO de tu web paso a paso”

Cuida la ortografía del contenido

Parece algo obvio pero en muchas ocasiones podemos encontrarnos con títulos que son atractivos pero están mal escritos y contienen faltas de ortografía.

Este tipo de fallos son una bandera roja para los usuarios y puede provocar que la credibilidad del contenido se venga abajo. Es por esto que gran parte de las personas que vean el contenido no compartirán estas publicaciones.

El contenido debe ser “digerible”

A veces cuando entramos en un sitio nos encontramos con textos demasiado densos y abandonamos el sitio. Incluso cuando el contenido es de gran calidad, si no está bien formateado, el usuario abandonará y no lo compartirá.

Cada vez que generes contenido para tu sitio debes tener este aspecto en mente. Lo mejor es dividir las líneas de texto en fragmentos que sean fácilmente digeribles para los usuarios.

Trata de resumir el contenido principal en los primeros párrafos para seguir profundizando en los posteriores. Es importante conseguir que el usuario “quede enganchado” al contenido desde el inicio. Si esto falla o si incluyes información irrelevante en las primeras líneas, lo más probable es que no consigamos nuestro objetivo.

Sácale partido al contenido visual

Las imágenes son el mejor complemento para tu contenido. Además según algunos estudios, las imágenes son críticas a la hora de conseguir “me gusta” en Facebook. Las publicaciones con imágenes reciben un 53% más de interacciones que las que no.

Haz que tu contenido se comparta fácilmente

Si deseas que tus lectores compartan tu contenido, haz que este proceso sea lo más sencillo posible.

Esto es tan fácil como instalar algún plugin social si utilizas WordPress o copiar algún fragmento de código en tu web.

Coloca los botones sociales en lugares relevantes y visibles para el usuario. Los sitios más comunes son al comienzo, al final del contenido o en una barra flotante lateral.

Para saber en qué posición tus botones sociales generan más interacciones podrás crear test A/B.

Crea contenido afín a tus usuarios

Hoy en día las redes sociales nos ofrecen estadísticas y métricas sobre qué publicaciones funcionan mejor y cuales consiguen un mayor alcance.

Además nos dan datos sobre cuál es nuestro “usuario tipo” (perfil demográfico, intereses, etc.).

Con estos datos tendremos una visión general sobre qué contenido puede conseguir un mayor número de interacciones.

Si no tienes muy claro cuál será el contenido que mejor funcionará puedes realizar publicaciones variadas y ver los resultados en el medio/largo plazo para tomar decisiones a la hora de enfocarte más en un contenido concreto.

Otro factor relevante que hay que tener en cuenta es que en función de la hora que publiquemos podremos obtener mejores resultados. Si tus usuarios están activos por la mañana, si publicas contenido por la noche obtendrás peores resultados que si publicas por la mañana.

Si tienes usuarios de varias zonas horarias, trata de programar las publicaciones con la finalidad de cubrir el horario de actividad de todos los usuarios, haciendo hincapié y publicando más en las horas que se concentre la actividad de las zonas principales.

Crea contenido en función del momento

Esto tiene que ver con las tendencias actuales. Siempre debemos crear contenido original, pero también hay una gran cantidad de contenido que merece la pena compartir, siguiendo las tendencias de un determinado momento.

Para buscar las tendencias actuales más relevantes podemos recurrir a herramientas como Google Trends o Twitter Trends.

Crear contenido en función de las tendencias podrá impulsar de manera notable tu presencia en las redes sociales.

Menciona a personas relevantes

Compartir contenido relevante puede ser un gran comienzo, pero si tu contenido incluye menciones a otros editores, líderes de opinión o personas relevantes en un determinado campo, estarás más cerca de alcanzar tu objetivo. Conseguirás que tu contenido se comparta más.

Si has mencionado a alguien en tu contenido puedes pedirle que lo comparta (si es información positiva) a través de sus perfiles sociales. Es publicidad para ellos y la mayoría estarán más que dispuestos a compartirlo.