El Balance de situación y su estructura

1237

El balance de situación de una empresa es una imagen estática de los bienes y derechos que posee una empresa, es decir, los activos de ésta y la manera en que éstos son financiados, lo que constituiría el patrimonio neto y el pasivo. Nos servirá para conocer la situación patrimonial de cualquier empresa. A continuación veremos una versión simplificada del balance de situación:

Balance de situación

[highlight style=’alice-blue’] ACTIVO[/highlight]

Activo No Corriente

Inmovilizado intangible

Inmovilizado material

Inversiones financieras a L/P

Otros activos no corrientes

Activo Corriente

Existencias

Deudores comerciales

Inversiones financieras a C/P

Efectivo

Otros activos corrientes

[highlight style=’beige’] PATRIMONIO NETO Y PASIVO [/highlight]

Patrimonio Neto

Capital

Reservas

Otros

Subvenciones y donaciones

Pasivo No corriente

Provisiones a L/P

Deudas a L/P

Otros pasivos no corrientes

Pasivo Corriente

Provisiones a C/P

Deudas a C/P

Acreedores comerciales

Otros pasivos corrientes

Activo de la empresa

Como se muestra en el cuadro, el Activo de la empresa podemos desglosarlo en Activo No corriente y Activo Corriente.

Activo No Corriente

Se refiere a aquellos elementos con permanencia a medio o largo plazo dentro de la empresa y dentro de este grupo nos encontramos con:

  • Inmovilizado intangible: Patentes, software, concesiones, etc.
  • Inmovilizado material: Maquinaria, instalaciones, terrenos, etc.
  • Inversiones financieras a largo plazo
  • Otros activos no corrientes: Activos por impuestos diferidos, inversiones inmobiliarias, etc.

Activo Corriente

Lo conformarían aquellos activos que forman parte del ciclo normal de explotación de la empresa y cuya permanencia es inferior al año. Éste se desglosa de la siguiente manera:

  • Existencias: Materias primas, producto terminado, productos en curso, etc.
  • Deudores comerciales
  • Inversiones financieras a corto plazo
  • Efectivo: Caja o bancos
  • Otros activos corrientes: Podemos incluir las periodificaciones a corto plazo o activos no corrientes mantenidos para la venta.

La suma de todo esto constituirá el Activo total de nuestra empresa.

Patrimonio Neto y Pasivo de la empresa

La suma del Patrimonio Neto y el Pasivo ha de coincidir con la suma del Activo de la empresa.

Patrimonio Neto

Dentro del patrimonio neto de una empresa nos encontraremos:

  • Cuenta de Capital: Va a reflejar las aportaciones que han hecho los socios
  • Reservas: Primas de emisión, reservas legales y resultados del ejercicio en curso.
  • La suma de la cuenta de capital más las reservas se le conoce con el nombre de Fondos propios.
  • Otros: Se engloban los ajustes por cambio de valor
  • Subvenciones: Recogerá las subvenciones de capital recibidas por la empresa u otras donaciones.

Pasivo No corriente

El pasivo no corriente podremos desglosarlo en 3 partes:

  • Provisiones a largo plazo: Recoge las obligaciones por prestaciones a largo plazo al personal, actuaciones mediombientales, etc.
  • Deudas a largo plazo: Engloba las deudas con entidades de crédito, arrendamiento financiero, etc.
  • Otros pasivos no corrientes: Recoge las deudas con empresas del grupo, pasivos por impuestos diferidos y las periodificaciones a largo plazo.

Pasivo Corriente

Ya solo nos queda el Pasivo Corriente que podemos dividirlo en 4 subgrupos:

  • Provisiones a corto plazo: Similares a las de largo plazo pero con una menor duración.
  • Deudas a corto plazo: Iguales a las de largo plazo pero con un período inferior al año.
  • Acreedores comerciales: Englobará conceptos tales como proveedores, acreedores varios, anticipos de clientes, etc.
  • Otros pasivos corrientes: Podemos incluir las deudas con empresas del grupo a corto plazo y las periodificaciones a corto plazo.