Los bancos se llevan un pellizco de nuestros préstamos e hipotecas

1169

Hoy en día los bancos, tal como están, intentan sacar tajada de todo tipo de comisiones, papeleos, etc. Lo que la mayoría de la gente desconoce es que también se llevan un pellizco de los intereses que se usan cuando solicitamos un préstamo o hipoteca. Esto se puede ver en cualquier simulador de préstamos que los bancos ponen a nuestra disposición, y no es un fallo del simulador, sino que también cuando acudes a la oficina a solicitar financiación, este “pequeño error” sigue ahí, sin que nadie se dé cuenta. Seguramente el error sea mínimo a favor del banco, todo dependerá de la cantidad que solicitemos, pero lo cierto es que si sumas “los pequeños errores” que se cometen en todos los préstamos de un país durante un año, la cuantía seguramente sería considerable.

¿Dónde cometen el error los bancos?

El error reside en la forma en la que los bancos calculan el interés que nos tienen que aplicar. Sin meternos demasiado en temas matemáticos pondremos un ejemplo. Cuando un banco nos concede un préstamo nos da un tipo de interés anual, vamos a suponer que vamos al banco y solicitamos 100.000 euros a pagar en cuotas mensuales idénticas (esto se conoce como sistema de amortización francés y a los bancos le interesa bastante ese sistema, básicamente porque gana más). Este préstamo del ejemplo se devolverá en 10 años. Con estos datos, ya podemos ir a cualquier simulador de préstamos, como por ejemplo el que nos facilita el Banco de España.

Lo siguiente será solo cubrir los datos que nos piden y que los tenemos todos. Ojo con el plazo de amortización, no podemos poner directamente 10 años, porque los pagos van a ser mensuales, entonces pondremos 120 meses. El resultado de la cuota mensual resultante es de 1.110,21€ que tendremos que pagar cada mes. Hasta aquí, seguro que la mayoría diría que todo es correcto, pero la realidad es que no, que la cuota debería ser de 1.102,24€ (al menos eso dicen las matemáticas financieras). La diferencias es de prácticamente 8€ al mes, y 95,58€ al año que el banco se está quedando y nosotros no nos damos ni cuenta. A lo largo de los 10 años, el banco se habrá llevado 955,77€ a mayores.

Como dijimos anteriormente, el “error del banco” (siempre se equivocan a su favor, !qué raro¡) está en la manera que calcula los intereses que se aplican al préstamo. Apoyándonos en el ejemplo, el dato que nos ofrece el banco del tipo de interés anual hay que transformarlo a un tipo de interés efectivo mensual, que será con el que calcularemos las cuotas mensuales a pagar. Para pasar el interés efectivo anual a mensual, las matemáticas financieras disponen de la siguiente fórmula [(1+i)^(1/12)-1], con esto obtendríamos ese interés que necesitamos. Esta fórmula, que es básica en las matemáticas financieras, contempla que el dinero va perdiendo valor en el tiempo y esto parece que los bancos no lo tienen muy presente a la hora de hacer el cálculo del interés efectivo mensual, ellos lo que hacen, es lo siguiente [i/12].

El tipo de interés mensual que resulta del tipo anual que pusimos en el ejemplo (6%), haciendo lo que nos dice la teoría financiera debería ser (0,4868% mensual) frente al (0,5% mensual) que han calculado los bancos y sus “maravillosos” simuladores.

Si comparamos los datos de los tipos de interés mensuales, la diferencia parece muy pequeña, y para préstamos de poca cuantía el efecto sea pequeño, unos pocos euros. Pero lo cierto es que esto se emplea a diario en cualquier entidad bancaria y si sumamos todas esas pequeñas cantidades, seguramente sea mucho dinero. Si los bancos cada vez están poniendo más comisiones, etc., al menos, que calculen bien los intereses que aplican y dejen de sacarnos los cuartos de manera sistemática.

  • Rusadir

    Mi banco (Unicaja) hace otra cosa para arañar unos 40 euros al año (al principio de la vida del préstamo que es donde estoy). Consiste calcular cada mes el interés a pagar en un año con el tipo de interés nominal anual y dividirlo entre 360 días del año comercial para sacar el interés diario. Luego, lo multiplica por el número de días reales del periodo de liquidación que suelen ser 28, 30 o 31 según el mes, de modo que al final del año me ha cobrado intereses por 365 días, 5 días más de los 360 del año comercial, (6 si es bisiesto).

    Preguntado al banco de España si es legal que el banco use año comercial de 360 días y año civil de 365 días en una misma fórmula de un único producto, la respuesta ha sido “se hubiera Vd. fijado en la TAE al comparar entre ofertas de entidades”

    Claramente, la intención no es otra que sacar dinero al cliente con la autorización del BE, porque hoy día, con los ordenadores, ya no tiene sentido hacerlo por facilitar las cuentas.

    • Ambito

      Suele ser la típica excusa que dan…que es para simplificar los cálculos pero hoy en día eso no tiene mucho sentido, porque con un simple excel puedes arreglar eso…en fin, nos crujen por todos lados