Báñez rompe la hucha de las pensiones

844

Las pensiones son un verdadero quebradero de cabeza para el actual gobierno. Si ya el pasado mes de julio la ministra de empleo Fátima Báñez había tenido que hacer uso de la hucha de las pensiones para poder abonar 4.500 millones de euros en forma de paga extra de verano, ahora ha anunciado que se volverá a utilizar esta hucha, en concreto, otros 6.148 millones de euros para hacer frente a las pensiones.

Este anuncio ha coincidido con la explicación de la nueva reforma de las pensiones ante la Comisión del Pacto de Toledo, en donde se ha confirmado que se implementará el factor de sostenibilidad a partir del año 2019. Las pensiones contributivas subirán un 0,25% el próximo año, o un 0,25% más el IPC si la situación es favorable, cosa que no está prevista. Este porcentaje se fija como el mínimo posible en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2014.

La ministra anticipó un déficit acumulado de la Seguridad Social de unos 36.500 millones de euros hasta el año 2016, que junto a la situación actual de la economía, el número de pensionistas, el envejecimiento de la población y los cada vez menos cotizantes a la Seguridad Social hacen que el sistema corra un serio peligro de viabilidad.

Esto precisamente ha sido utilizado por la ministra como excusa para defender la necesidad de un cambio en el esquema del sistema de pensiones español, que el próximo año tendrá que hacer frente a un total de 112.102 millones de euros en forma de pensiones contributivas, los cuales suponen un 5,4% más de lo que se ha tendrá que abonar a lo largo del año 2013, que sumadas a las no contributivas hacen un total de 127.483 millones de euros, los cuales representan cerca del 36% del gasto total establecido en los Presupuestos Generales del Estado.