Caída del índice de producción industrial en las economías avanzadas

953

La producción industrial se ha estancado en muchas economías avanzadas de todo el mundo y está empezando a dañar la economía alemana, que se ha presentado como la más fuerte en la zona euro.

Las cifras muestran que el índice de producción industrial en la zona euro cayó un 2,5 por ciento en septiembre respecto al mes anterior, la mayor caída mensual desde enero de 2009. La producción en Alemania cayó un 2,1 por ciento.

Los gráficos adjuntos muestran año tras año los cambios en la producción industrial. Se han realizado empleando medias móviles cada tres meses para suavizar un poco la volatilidad, además de haber sido ajustadas las cifras estacionalmente. Los gráficos se presentan para el conjunto de las economías avanzadas, la zona euro y cinco países importantes.

indice de produccion industrial en zona euro y economias avanzadas

Alemania ha ralentizado sus índices debido a la débil demanda mundial, y a que las empresas alemanas acumulan grandes inventarios y sus beneficios están sufriendo. Y el hecho de que Alemania sufra, no es una muy buena señal para las economías europeas más débiles.

Sin embargo, hay excepciones a la pauta mundial. Por ejemplo la producción industrial china sigue creciendo a un ritmo de más del 9 por ciento anual, que aunque es menor que la del año pasado, sigue siendo un buen dato. Además, la Reserva Federal informó que la producción industrial de Estados Unidos había caído en octubre un 0,4 por ciento, el segundo descenso en los últimos tres meses, pero de todos modos, la tasa de crecimiento anual se situó en torno al 3 por ciento.

Pero los descensos también proporcionan una indicación de los problemas existentes, en particular en algunos de los países europeos con mayor necesidad de una economía en crecimiento. La producción industrial de Grecia nunca fue grande, pero ahora es más baja que en cualquier momento ya que las cifras comenzaron a ser recopiladas en 1995, y se ha reducido alrededor de un tercio de su nivel máximo, establecido en 2000.

La producción italiana pareció recuperarse en la línea de otros países en 2010, pero desde entonces se ha debilitado notablemente (durante gran parte de este año, ha sido de más de un 6 por ciento respecto al año anterior), y la producción en España ha caído casi de igual forma.