Claves antes de solicitar una hipoteca

876

Al plantearnos la opción de pedir una hipoteca mucha gente solo se centra en aquella que tiene un menor tipo de interés pero hay más cuestiones que hay que tener en cuenta. Todos los préstamos tienen costes asociados, penalizaciones y recargos. Es de suma importancia conocer todos estos datos antes de tomar nuestra decisión a la hora de solicitar una hipoteca.

Con toda la atención puesta en cuanto será el pago mensual que tengamos que afrontar y el tipo de interés (fijo o variable) que soportaremos, no debemos olvidarnos de otras cuestiones no menos importantes que señalaremos a continuación.

Duración de la hipoteca

Es un dato clave a la hora de solicitar nuestra hipoteca. Si nos fijamos únicamente en el tipo de interés quizás estemos pasado esto por alto. A menudo podemos encontrar un tipo de interés algo más elevado que otro y ser mejor opción el primero que el segundo. Quizás tengamos una cuota un poco más elevada, pero si observamos el conjunto del préstamo el segundo puede ser más caro. Esto se debe a que el tiempo que estaremos pagando la hipoteca será mayor en el que tenga un tipo más bajo.

¿Existen penalizaciones?

Este aspecto muchas veces no lo tenemos en cuenta o no nos fijamos, pero muchas hipotecas tienen cláusulas en las cuales si amortizamos el préstamo antes de la finalización de la hipoteca el préstamo tendremos que hacer frente  a una penalización. Esto suele estar en la letra pequeña del contrato y beneficia claramente a la entidad financiera. Habrá que fijarse y leer todas las cláusulas, y si no las entendemos, podremos acudir a un profesional para que nos ayude a entender lo que pone el contrato.

Los costes asociados a la hipoteca

Cuando contratamos una hipoteca debemos fijarnos en todos los detalles, por pequeños que sean. Antes de aceptar la propuesta tendremos que preguntar a la entidad cuales son los costes reales de la hipoteca. Podemos encontrarnos con comisiones de apertura, gastos de estudio, etc. que encarecerán nuestra hipoteca. Recopile toda la información necesaria y compare con otras entidades para elegir la mejor opción.

Si no entiende el contrato lo mejor es acudir a profesionales para evitar problemas como los sucedidos con las famosas cláusulas suelo (cláusulas floor).