Cómo afectaría la subida del IVA propuesta por los expertos

964

El Presidente del Comité de Expertos ha explicado a los grupos parlamentarios sus recomendaciones para la reforma fiscal. La oposición ha criticado que sus propuestas olvidan la equidad y la lucha contra el fraude.

El Presidente ha comunicado que buscan impulsar el crecimiento y el empleo. Sobre la subida del IVA que propone este grupo de expertos, ha defendido que la sociedad va a tener que hacer algún sacrificio si se quiere crear empleo.

El incremento del IVA, hasta el 21% en la mayoría de los productos, es la propuesta más polémica y la cual parece que está enfrentando a los ministros de Economía y Hacienda, De Guindos y Montoro respectivamente, que siendo preguntados en el Congreso de los Diputados por dicha cuestión, desmintieron rotundamente que esta propuesta este creando discrepancias entre ellos.

La Comisión de expertos aconseja llevar a la práctica cuanto antes la eliminación del tipo reducido, que implicaría una subida de impuestos en muchos productos que habitualmente consumimos, por lo que el impacto se notaría mucho en la cesta de la compra.

¿Cómo afectaría este incremento del IVA?

El impacto inmediato se notaría en los precios. Excepto los productos de primera necesidad que seguirían gravando a su tipo superreducido del 4%, el grupo de productos que son gravados con el tipo reducido del 10% dejarían este estado y empezarían a gravarse al nivel general del 21%. Esto afectaría a numerosos productos como por ejemplo carne, pescado, arroz, pasta, aceite o refrescos.

Esta nueva subida del IVA, de 11 puntos porcentuales, afectaría directamente a nuestros bolsillos si finalmente el gobierno decide aceptar estas recomendaciones, puesto que cerca del 65% de la cesta de la compra de las familias españolas está compuesta por este tipo de productos, un gasto de los hogares que el año pasado supuso más de 44.000 millones de euros.

Entrando más a fondo en el análisis, podríamos concluir que una familia media española tendría que asignar al año unos 120€ más para carne, 17€ más para agua, 11€ más para yogures, etc. Si sumáramos todos los incrementos, la cesta de la compra sería unos 350€ más cara cada año.