Cómo ahorrar dinero ganando poco

2276

Mucha gente piensa que si ganamos muy poco dinero no se puede ahorrar, en algunos casos esto podría ser verdad, pero en la gran mayoría sí que se puede conseguir cierto grado de ahorro aunque nuestros ingresos mensuales sean bajos. La verdad es que saber cómo ahorrar dinero ganando poco se ha convertido en un reto para muchas familias.

Por desgracia cada vez más personas ven como sus salarios se aminoran, ven como suben los impuestos y lo que antes podían ahorrar, ahora ya ni pueden y llegan con muchos apuros a final de mes. Lo que nos queda, es afrontar esta nueva realidad y reestructurar nuestras finanzas personales, aquí te demos algunos consejos para hacerlo.

¿A dónde va nuestro dinero?

Una vez tengamos claro el dinero que percibimos mensualmente, lo siguiente que haremos será apuntar en una lista todos los gastos que tenemos, esto nos va a servir para saber en qué gastamos el dinero. De estos gastos tendremos que separar cuáles son gastos obligatorios (hipoteca, coche, teléfono, agua, luz, gas, etc.) y cuáles son gastos accesorios (gimnasio, ir a cenar fuera de casa, etc). Serán éstos los que se canalicen hacia el ahorro en un primer momento.

Si esto fuera suficiente, tendremos que ver en qué medida podemos reducir los gastos obligatorios, ya sea renegociando con la entidad bancaria en el caso de que tengamos una hipoteca, o buscando alternativas más baratas si se trata del teléfono.

Medidas de ahorro

Algunas de las medidas a tomar para empezar a ahorrar dinero sin tener que hacer grandes esfuerzos, son las siguientes:

Compara y ahorra

Una de las primeras cosas que tenemos que hacer para ahorrar dinero es ver por qué cosas de las actuales podemos pagar un menor precio. Por ejemplo, debemos pensar cómo podemos reducir las facturas de los diferentes servicios que tenemos contratados (teléfono, luz, gas, internet, etc.). Debemos observar todas las alternativas que existan en el mercado y optar por la más barata. Esto requiere algo de tiempo, pero ahorrar no es fácil.

Pequeños gestos

También podemos ahorrar con simples gestos en nuestro día a día. Apagar las luces cuando una habitación está vacía, no tener demasiado tiempo la nevera abierta, cerrar el grifo cuando nos lavamos los dientes, etc. son pequeños gestos que si los sumamos todos, a final de mes, podremos reducir nuestros gastos mensuales.

La tecnología te permitirá ahorrar a largo plazo

La tecnología también nos permite ahorrar. Quizás mucha gente piense que la tecnología es cara pero la realidad es que en este aspecto hay que pensar a largo plazo. Simplemente cambiando las bombillas tradicionales por unas de tecnología LED podremos ahorrar hasta un 80% del consumo, lo que hará que nuestra factura eléctrica se reduzca de manera notable. Los sensores para detectar la presencia de alguien en una habitación y encender las luces también nos permite ahorrar sin grandes esfuerzos.

Valora la posibilidad de cambiar de coche

Si tenemos un coche o varios en nuestra familia, una buena medida será plantearse si nos hace falta tener más de un vehículo. El gasto en combustible y mantenimiento de un automóvil puede suponer una gran parte del presupuesto familiar, por este motivo debemos tratar de recortar esos gastos. Podemos plantearnos, si tenemos más de uno, vender los que realmente no sean imprescindibles.

Otro aspecto a vigiliar es el nivel de consumo de combustible. Si por ejemplo tu coche tiene bastantes años, lo mas probable es que consuma varias veces lo que consume un coche nuevo. Teniendo esto en cuenta, tendremos que hacer cuentas y ver cuánto gastamos por año en combustible y cuánto podríamos ahorrar con uno con un consumo reducido. Puede que la mejor opción, a veces, pase por cambiar de coche.

Recurre a productos de temporada

La alimentación suele ser una parte de nuestro presupuesto familiar donde podemos conseguir un mayor ahorro. Podemos recurrir a marcas blancas, a consumir productos de temporada, etc. Una buena forma de ahorrar sería confeccionar menús de temporada, ya que estos productos suelen tener un precio inferior en función de la época del año en la que nos encontremos. También debes evitar comer en un restaurante si no puedes ir a casa a comer por motivos laborales, siempre puedes comer en la oficina.

¿Cuánto dinero debes ahorrar como mínimo?

La cuestión es que como mínimo tenemos que ahorrar un 10% de nuestros ingresos para poder crear un fondo de emergencia de al menos 6 meses de nuestro salario. Este colchón nos sirve por si ocurre cualquier imprevisto y no podemos tener ingresos durante un tiempo. Una vez alcanzado este colchón, el dinero a mayores que consigamos ahorrar, nos plantearemos alguna opción de inversión que ponga a “trabajar” ese dinero.

El marco económico actual es duro para muchas personas que se ven obligadas a cambiar el nivel de vida que llevaban antes (sea mejor o peor), muchas intentan mantener ese nivel y al final lo único que hacen es aumentar sus deudas y empeorar su situación, otras intentarán adaptarse a la nueva situación e intentarán realizar lo que en este post se explica de manera resumida.

  • Mauricio Jimenez

    Para mi fue muy difícil empezar a ahorrar porque como comentas mi salario no me alcanzaba ni para llegar al fin de mes… lo que hice finalmente fue tomar la firme decisión de ahorrar algo de mi sueldo, hacer la lista tal cual la mencionas y pasar a la acción.

    El primer mes inicie limitando mis gatos mensuales a mi salario (es decir, que no me gastaría mas de lo que me ganaba), al siguiente mes reduje mis gastos un 5% el cual fue mi primer ahorro, de ahí en adelante empece a aumentarle un 1% a mi ahorro mensualmente hasta llegar al 15% que ahorro actualmente de mi sueldo.

    No fue fácil, pero al final logre ahorrar algo.

    Saludos
    Mauricio Jimenez

  • Rut Moreno

    Me surge una duda que apreciaría me supiera responder puesto que me interesa el tema ¿Cómo haría para ahorrar en un sistema donde el ahorro es obsoleto? Me explico, en una economía donde la inflación es la única realidad posible en el presente, y donde el ahorro no es una opción pues el porcentaje que yo ahorre un mes, al siguiente me vale la mitad de lo que valía el mes que ahorré.

    Quedo a la espera de su respuesta, y de antemano le agradezco.

    • J. Garcia

      Para que el ahorro “no merme” podrías invertir ese ahorro en activos que te protejan de la inflación. Si el dinero está debajo del colchón, como se suele decir, iremos perdiendo capacidad adquisitiva al ritmo que marquen los precios. Un saludo