Cómo ahorrar dinero en tus reservas de hotel

1009

Pese a que los precios a la hora de reservar una habitación de hotel, siguen siendo inferiores que al comienzo de la crisis, seguramente la estancia le cueste más hoy que hace un año.

Esto es lo que pone de manifiesto el estudio que realiza hotels.com en el cual a través de un índice se muestra la evolución del precio medio de una habitación de hotel a lo largo y ancho de todo el mundo.

El índice indica que los precios de los hoteles, en el mundo, se han incrementado un 3% durante 2013. Como vemos en el gráfico, los precios no han dejado de crecer en los últimos 4 años.

evolucion precios de habitaciones de hotel

Si lo que quieres es reducir el precio de tu estancia en un hotel al máximo, te damos los siguientes consejos.

Ir en temporada baja

La mejor forma de ahorrar dinero a la hora de reservar una habitación de hotel es tratar de evitar los meses de más afluencia, es decir, verano, navidades o festivos señalados.

Al haber menos gente que viaja durante la temporada baja, los hoteles bajan sus precios para tratar de mantener sus ingresos.

Evita los fines de semana

Si viajar en temporada alta es algo que no puedes evitar, entonces trata de reservar tu estancia en el hotel para días que no sean fin de semana. Seguramente encontrarás precios más bajos durante la semana.

Busca en internet códigos promocionales

Antes de llevar a cabo tu reserva, trata de buscar por internet bonos de descuento o promociones. Si estás llevando a cabo la reserva a través de una web de terceros, no te olvides de buscar los códigos asociados con esa web, así como del hotel.

Además puedes seguir a las cadenas hoteleras en sus perfiles de las redes sociales, como puedan ser, Facebook y Twitter, ya que en muchas ocasiones ellos mismos distribuyen códigos promocionales. Incluso puedes enviarles un mensaje a través de este canal para ver si tienen algún tipo de promoción.

Compara, compara… y vuelve a comparar

Consulta los precios en varios sitios diferentes antes de tomar tu decisión. Puedes utilizar un comparador como Trivago para empezar. Asegúrate de borrar las cookies de tu navegador para asegurarte de que tu historial de búsqueda no está influyendo en los resultados.

También puedes llamar directamente al hotel para preguntar por si tienen alguna oferta. Podría sorprenderte que a veces las mejores ofertas no estén en internet.

A veces un hotel no es la mejor opción

En muchas ocasiones es mejor buscar alternativas a un hotel. Sobre todo si viajamos con la familia o con un grupo de amigos.

En estos casos lo más barato suele ser alquilar una casa o un apartamento. Además, si disponemos de cocina, podremos ahorrar bastante dinero a la hora de comer.

Compara los paquetes de viaje con el precio desagregado

Algunos sitios nos ofrecen descuentos cuando, aparte de reservar una habitación de hotel a través de su sitio web, también alquilamos un vehículo o cuando compramos los billetes de avión también con ellos.

Sin embargo, asegúrate de que los precios de cada cosa por separado realmente es más caro que comprar todo junto a través del mismo sitio.

Cuidado con los paquetes de entretenimiento

Muchos hoteles ofrecen paquetes de entretenimiento para toda la familia, donde se incluyen la comida, entradas a parques de atracciones y el precio de la habitación de hotel.

Estos paquetes pueden ser una buena opción, pero investiga un poco antes de hacer o confirmar la reserva.

A veces estos paquetes incluyen cosas que realmente no necesitamos o que incluso ni queremos. Otras veces, puede ser más barato comprar cada cosa por separado.

Únete a un club

Ser miembro de algún club a veces puede tener sus beneficios a la hora de reservar tu estancia en un hotel. Si perteneces a alguno, asegúrate de preguntar por las tarifas especiales antes de reservar tu estancia.

Negocia y busca un trato

Por último, la mejor manera de reducir el precio de tu habitación de hotel puede ser simplemente negociando. No trates de utilizar el sitio web desde donde consultes los precios, llama directamente a la recepción del hotel y pregunta por las ofertas que tengan y trata de negociar, por ejemplo, pregunta por un precio de habitación no reembolsable.

También puedes buscar hoteles similares de la zona y preguntar si te igualan la oferta de la competencia.