Cómo armar las categorías de un presupuesto

1020

Muchas personas se sienten desbordadas a la hora de preparar un presupuesto y al final la solución es obvia: tirarlo a la basura.

Desgraciadamente esto es un grave error, ¿qué pasaría si su presupuesto hubiese funcionado? ¿Cuánto dinero habrá dejado usted de ahorrar? Es la hora de cambiar la dirección, es la hora de ponerse manos a la obra y trabajar en su futuro.

Una de las preguntas más recurrentes que se hacen las personas cuando elaboran un presupuesto es la de cuántas categorías se debería tener. La teoría nos diría que tantas categorías como usted necesite para ahorrar dinero. El problema, sin embargo, no es el número de categorías creadas sino cómo se hacen las categorías, dado que es habitual que no se armen correctamente.

Cuando la gente empieza a pensar en sus categorías, por lo general comienzan con las categorías más grandes tales como Alimentación, Transporte y Hogar. Y si bien es cierto que estos son los puntos de partida, no deberían considerarse como categorías sino como grupos de categorías.

Por ejemplo, en Transporte es posible que tenga: combustible, neumáticos, cambios de aceite, mantenimiento, etc. Si utiliza un grupo de presupuesto como el de Transporte como categoría general, podría encontrarse con problemas derivados de la falta de especificación que descompensen su presupuesto.

No se preocupe si ve que tiene 10, 20 o 30 categorías. Puede parecer mucho, y es cierto, es mucho más fácil. Nunca va a volver a preguntarse si se puede permitir algo, puesto que TODO estará presupuestado, más claro va a ser imposible.

Desde luego no incluya categorías del grupo de la Alimentación tales como leche, huevos o galletas, puesto que pasa de ser un presupuesto claro a un presupuesto infernal. Eso sería simplemente una pérdida de tiempo.

Cómo pensar las categorías presupuestarias

Tómese todo el tiempo que necesite en pensar sus categorías. Aunque muchas hojas de excel para llevar la contabilidad doméstica traen una serie de categorías, es posible que no se adapten a lo que usted necesita, por lo que el primer paso sería tratar de personalizarla.

Un posible guión que puede utilizar es el siguiente:

1. Llegue a sus grupos de categorías:

  • Comida
  • Abrigo
  • Ropa
  • Transporte
  • Hogar
  • Seguros
  • Ahorro
  • Ocio

Muchas personas utilizan estos grupos de categorías como sus categorías, pero como hemos dicho, no es lo correcto. Es posible que tenga más grupos que estos, pero esto es simplemente una idea por la cual empezar.

2. Llegue a sus categorías reales

Piense en sus grupos y en el número de categorías que se deben encontrar bajo cada uno de ellos. Por ejemplo, en Seguros tendríamos:

  • Seguro del hogar
  • Seguro del coche
  • Seguro de vida

No se apresure en este proceso y hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Es esta categoría relevante?
  • ¿Es esta categoría demasiado específica?
  • ¿Es esta categoría demasiado general?
  • ¿Es esta categoría clara y objetiva?

Sus respuestas a estas preguntas le ayudarán a dar forma a su presupuesto.

3. Consideraciones finales

Muchas personas fracasan en el presupuesto, ya que no han invertido el tiempo suficiente en averiguar cuáles son exactamente sus categorías presupuestarias y cuando surge un gasto imprevisto, se vienen abajo.

No deje que esto le suceda a usted. Sepa cuáles son sus categorías de presupuesto hoy, comience un presupuesto a su medida: ahorrará más dinero y alcanzará sus metas financieras.