Cómo asentar las bases del crecimiento de tu startup

871

Con el equipo humano adecuado y los procesos bien definidos, el crecimiento rápido de nuestra startup está garantizado, pero aun así, es importante no forzar demasiado las cosas ni adelantar acontecimientos. Cada empresa tiene un inicio diferente y cada una vive situaciones únicas que facilitarán o dificultarán su rápido crecimiento. A continuación te ofrecemos unos consejos generales para asentar las bases del crecimiento de tu startup

Planifica de principio a fin

Por muy buenas ideas que tengamos sino las tenemos planificadas, siempre serán eso, ideas. Es sumamente importante trazar el rumbo que queremos seguir tanto a corto como a largo plazo a la hora de poner nuestra pyme o startup en marcha. Estas metas deben ser concretas y factibles para que se vayan cumpliendo por el camino.

No debemos preocuparnos si algunas de estos objetivos que nos vamos marcando no los podemos cumplir. A lo largo de nuestro camino como emprendedores podremos ir revisando y modificando las metas iniciales. Lo importante es mantener la meta final que nos hayamos marcado e ir tachando aquellas pequeñas metas que vayamos consiguiendo a lo largo del tiempo.

Conocer y cuidar al cliente

A medida que nuestro negocio vaya expandiéndose, ¿podremos seguir manteniendo la misma calidad del servicio que ofrecemos a nuestros clientes? La mayoría de las veces vemos como la mayoría de empresas cuando crecen y alcanzan cierto tamaño pierden el contacto con su base de clientes, es decir, sus clientes más fieles. Es importante hacer una proyección de lo que necesitaremos para mantener el mismo nivel de atención al cliente en nuestro negocio e incluso intentar mejorarlo a la vez que crecemos.

Tener personal cualificado

Uno de los primeros pasos que tenemos que dar para expandir nuestra startup es la contratación de nuevo personal. Tendremos que contratar personal con talento ya que si el negocio crece, tendremos que delegar funciones y responsabilidades en ellos. Por lo tanto es conveniente incorporar personas que sean igual o más competentes que nosotros para que puedan supervisar ciertos aspectos de la startup. La confianza es uno de los pilares que hace que un grupo humano funciones correctamente, por eso tendremos que dejar hacer a cada una de las personas que compongan nuestro equipo.

Mantener la confianza y ser constantes

Nunca debemos tirar la toalla a las primeras de cambio. Incluso las mejores planificaciones pueden contener grietas que necesitan ser reparadas sobre la marcha. Ante las primeras dificultades es importante no renunciar a los objetivos marcados. El camino a seguir será identificar los problemas, buscar soluciones y aplicarlas y no rendirse. El proceso de expansión en un negocio nunca es fácil, a veces tendremos que saber retroceder para poder avanzar de forma segura.