Cómo aumentar la seguridad al usar servicios de banca online

1003

Cada vez son más las entidades que ofrecen su servicio de banca online. A través de las aplicaciones que ha desarrollado cada entidad financiera, podremos consultar los movimientos en cuenta, consultar los valores de nuestra cartera, el estado de nuestra hipoteca, etc. Cada aplicación puede tener pequeñas variantes pero prácticamente la gran mayoría permite realizar las mismas tareas. Últimamente, algunas de ellas te ofrecen un pequeño estudio en el cual identifican los tipos de gastos que tenemos, esto puede ser útil a la hora de observar en qué sectores o partidas se nos va el dinero.

La expansión de este tipo de servicios y tecnología parece que últimamente se va incrementando, pero hasta hace poco la gente era muy reticente a usarlas debido principalmente a la inseguridad que tenía la gente por introducir sus datos bancarios en cualquier página o aplicación bancaria. Con el tiempo esto parece que se ha ido reduciendo pero todavía mucha gente se sigue mostrando contraria al uso de este tipo de tecnología.

A continuación te ofrecemos unos consejos para protegernos y mejorar la seguridad a la hora de usar el servicio de banca online que nos ofrece nuestra entidad financiera.

No olvides cerrar sesión

Aunque estemos usando nuestro ordenador, debemos cerrar la sesión cada vez que usemos el servicio. Generalmente los servicios que ofrecen las entidades cerrarán nuestra sesión al estar cierto tiempo sin actividad (5-10 minutos) pero aun así, tenemos que acostumbrarnos a cerrar la sesión con el fin de evitar sorpresas ingratas.

No usar la banca online desde el móvil

Si tenemos la aplicación instalada en nuestro terminal y lo perdemos, podremos tener problemas. Por ejemplo si llevamos el móvil en un bolso o una mochila y ésta nos desaparece, en ella irán nuestros datos personales y el teléfono móvil.

Conectarse desde redes seguras

Además no debemos conectarnos a internet con el móvil o cualquier otro dispositivo en el cual tengamos instalada la aplicación de banca online de nuestra entidad a través de una red wi-fi que no sea la nuestra, y esté debidamente protegida, ya que podrían obtener nuestros datos.

Usa contraseñas seguras

Las contraseñas no pueden ser obvias, tales como 1234 o 4321. También debemos evitar usar contraseñas que contengan nuestra fecha de nacimiento, una parte del número del teléfono móvil. Cuando se trata de la banca online debemos asegurarnos de que la contraseña contenga mayúsculas, minúsculas, símbolos y números.

Solo acceder desde nuestro ordenador

Ante todo debemos de acceder a estos servicios desde nuestros dispositivos. Un error habitual es consultar este tipo de datos desde otro ordenador diferente al nuestro, por ejemplo desde el ordenador de una biblioteca. Es posible que ese ordenador no sea seguro o que se nos olvide cerrar sesión.