Cómo contratar un buen seguro del hogar

1043

Cuando ocurre un imprevisto en el hogar y llamamos al seguro que tenemos contratado nos damos cuenta de que lo que pensábamos que estaba cubierto realmente no lo está. Muchas veces esto pasa por culpa de la compañía pero en otras muchas ocasiones la culpa es nuestra por no informarnos de las coberturas que tiene dicho seguro.

A la hora de contratar un seguro tenemos que saber qué es lo que se esconde bajo el término “multirriesgo”, tendremos que informarnos sobre las coberturas y las exclusiones del seguro del hogar si no queremos que cuando hagamos uso de él nos llevemos “sorpresa”.

Dentro del contrato de un seguro multirriesgo del hogar suelen ofrecerse varias coberturas que cubren normalmente los riesgos más importantes que pueden perjudicar a nuestra vivienda, como pueden ser, la rotura de cristales, ventanas, daños por incendio, inundaciones, etc.

Como pasa con todo tipo de contratos y letras pequeñas de éstos, nunca los leemos o casi nunca, solo le echamos un vistazo cuando ocurre algo. Es en este momento, cuando tenemos conocimiento de lo que pone la póliza, y es cuando reclamamos a las compañías.

Para contratar un buen seguro del hogar que se ajuste a nuestras necesidades y evitar en la medida de lo posible futuros conflictos con las compañías aseguradoras te recomendamos que sigas las siguientes consideraciones a la hora de contratar tu seguro del hogar.

La comparación de precios no es lo más importante

Seguramente lo primero que hagamos a la hora de elegir un seguro es comparar los precios entre los diferentes seguros del hogar que se ofertan en el mercado. Pero quizás esto debería quedar en un segundo plano. Hoy en día las coberturas suelen ser similares pero las indemnizaciones en caso de que ocurra algo pueden ser muy diferentes ya que cada compañía fija sus propias cláusulas y límites. Por este motivo es muy importante leerse los contratos. A partir de disponer de la información necesaria, podremos elegir el seguro que mejor nos cubra en caso de siniestro.

Diferentes valoraciones (continente y contenido)

Las compañías emplean valoraciones subjetivas para hacer una estimación del valor asegurado. Dicho valor dependerá de la tasación de lo que aseguremos más las valoración subjetiva que haga la compañía. En conjunto, esto servirá para conformar el precio de la prima de nuestro seguro del hogar.

Para hacer la valoración de todos los componentes de nuestro hogar tendremos que acudir a profesionales para que hagan una valoración objetiva sobre nuestra vivienda y sobre su contenido. A la hora de realizar esta tasación podremos diferenciar entre continente (es la vivienda en sí, es decir, sin muebles ni nada como si la hubiéramos comprado nueva y sin amueblar) y contenido (todo aquello que hayamos metido dentro del hogar, muebles y cualquier tipo de bien que tengamos en él).

Por lo tanto a la hora de la valoración tendremos que hacer por un lado la valoración del continente y por otro la del contenido. La valoración del continente es una valoración objetiva que se efectúa a partir de tablas. La tasación del contenido suele ser una valoración más subjetiva y que puede acarrear una mayor problemática.