Cómo crear un presupuesto familiar realista

913

Planificar y presupuestar puede ser una tarea bastante aburrida, pero sin duda es la mejor manera de tomar las riendas de la economía doméstica y conseguir aquellas metas financieras que persigue nuestra familia.

Para llevar a cabo esta tarea tendrás que pasar algún tiempo investigando y analizando a dónde va nuestro dinero y por qué lo gastamos tan pronto. Este proceso también nos puede servir para ponernos al día en los pagos que tengamos, del mismo modo, podremos establecer nuestros objetivos de ahorro para saber cuánto tendremos que ahorrar cada mes o semana para alcanzarlos.

Estos son solo algunos consejos para crear un presupuesto familiar creíble.

Analiza tus gastos pasados

Hoy en día con los servicios de banca electrónica podemos tener acceso a todos los gastos vinculados con nuestras cuentas con unos simples clics de ratón. También podemos consultar los pagos hechos con las tarjetas de crédito.

En esta etapa tendremos que consultar los gastos realizados como mínimo desde hace seis meses. Con esto, sacaremos un patrón que reflejará los gastos que tiene nuestra familia.

Divide los gastos por categorías para agruparlos. De esta manera tendremos: gastos de alquiler, seguros, facturas (de luz, agua y otros servicios públicos) y otros gastos ocasionales. Esto hará que los identifiquemos de un simple vistazo.

Cuantifica tus ingresos

Crea otra categoría para tus ingresos, apunta los ingresos obtenidos durante el mismo período de tiempo, seis meses.

Es posible que solo tengas una o dos fuentes de ingresos. Dependerá de si tienes uno o más trabajos, si en tu familia hay más gente que genera ingresos, etc.

Cuando analices estas fuentes de ingresos, quédate únicamente con aquellas que son regulares. Por ejemplo, cualquier ingreso excepcional no lo tengas en cuenta.

Una vez tengas todas, súmalas y divídelas por 12, de esta manera tendremos los ingresos familiares mensuales. Esta será la cantidad que tendremos para gastar cada mes como tope.

Cubre las necesidades familiares

Trata de cubrir los gastos básicos para tu familia. Pagos como el alquiler, los servicios públicos, seguros, préstamos, etc. son ejemplos de los que tendremos que considerar. Una vez restemos estos gastos a nuestros ingresos, obtendremos la cantidad de dinero que tenemos para realizar otro tipo de pagos. Esto no significa que lo restante se deba gastar completamente.

Elimina tus deudas y ahorra

Si tu familia cuenta con alguna deuda, destina parte del dinero sobrante a pagarla. Intenta eliminar la deuda lo antes posible ya que de esa manera podremos dedicar ese dinero a ahorrar para nuestras metas futuras. Si no cuentas con deudas elabora un plan de ahorro, tanto para el futuro como para una posible emergencia.

Crea un presupuesto semanal o mensual

Existen multitud de cosas que desees comprar a lo largo de la semana. Con el resto del dinero, podremos dividirlo entre los miembros de la familia (en función de las necesidades) para que cada uno tenga una cantidad de dinero para gastar a la semana o al mes.

Si un miembro de la familia quiere estirar su presupuesto, tendrá que renunciar a algunos gastos semanales que tenga, como por ejemplo los cafés o comer fuera de casa.

Crear un presupuesto familiar no significa que tengas que llevar una vida aburrida. Se necesita tiempo para crear uno, pero si tu presupuesto familiar es realista, seguramente puedas disfrutar de tu dinero una vez hayas eliminado aquellos gastos innecesarios que tengas.