Cómo crear un presupuesto mensual: Los ingresos

935

La mayoría de personas comienza a crear su presupuesto mensual por el lado equivocado: los costes mensuales, cuando el punto de partida deberían ser los ingresos. Podemos pensar en lo siguiente: nosotros sólo tomaremos decisiones de gasto de acuerdo con el dinero que tenemos disponible. Por eso el punto de partida deben ser los ingresos mensuales de los que dispongamos.

Se podría decir entonces, que los ingresos definirán nuestro nivel de consumo ya que los gastos deberán adaptarse a esta realidad.

Dentro de los ingresos debemos incluir, nuestro salario, los ingresos procedentes de las inversiones financieras o los ingresos periódicos que procedan de otras vías, como pudiera ser el alquiler de un piso que tengamos arrendado a otra persona.

Observar nuestra nómina

Nosotros tenemos que entender lo que aparece en nuestra nómina. Si nuestro salario actual es de 1.500€, es no quiere decir que ese sea el dinero que realmente entra en nuestra cuenta bancaria cada mes. Hay que tener en cuenta los descuentos que se efectúan en nuestra nómina. La cantidad para elaborar nuestro presupuesto mensual será la cantidad neta de salario mensual. Por eso tendremos que reconocer cada parte de nuestra nómina, contestando a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es nuestro salario bruto (antes de impuestos y contribuciones)?
  • ¿Qué descuentos aparecen en nuestra nómina?
  • ¿Qué parte de nuestro sueldo bruto va a un plan de jubilación?
  • ¿Cuál es el valor actual de nuestro salario neto?
  • ¿Qué salario neto percibimos al año?

Sólo debemos considerar en nuestro presupuesto mensual los ingresos que vayamos a recibir de forma sistemática, las posibles bonificaciones o la posibilidad de recibir algún tipo de comisión por un servicio no se deben tener en cuenta. Al final, este tipo de ingresos extraordinarios pueden ser que al final no se materialicen, y de contabilizarlos en nuestro presupuesto, serían un gran problema.