Cómo escribir una buena carta de presentación

1011

¿Los responsables de recursos humanos de las empresas leen las cartas de presentación de los candidatos a un puesto de trabajo? Esta es una pregunta que se realiza mucha gente y que no tiene una respuesta clara.

Algunos dicen que sí que las leen y otros que ni se molestan en echarles un ojo. Lo único de lo que podemos estar seguros es que si tu curriculum está bien confeccionado y llama la atención, entonces, la carta de presentación siempre será una ayuda para ti porque se leerá.

Si asumes que tu curriculum cumple con todos los requisitos entonces deberás incluir una carta de presentación siempre. Puedes adjuntarla en un archivo aparte o escribirla en el mismo email en el que envíes el CV.

Empezar con buen pie

Lo primero que tendremos que hacer a la hora de redactar una buena carta de presentación es escribir el saludo, ¿pero a quién?

El saludo es lo primero que aparecerá en nuestra carta de presentación y será lo primero que lea el responsable de recursos humanos.

Un saludo genérico del tipo “estimado señor o señora” no es algo positivo. Deberías molestarte en buscar qué persona es la responsable de las contrataciones en la empresa a la cual estás enviado tu curriculum y tu carta de presentación. Es decir, debes personalizar la carta para dicha persona.

Siempre puedes acudir a la página de la empresa, realizar una búsqueda en Google o mirar en Linkedin para saber quién es el responsable de recursos humanos de la empresa.

¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa?

Asegúrate de incluir el nombre de la empresa dentro del texto de la carta. Además, después de esto, explica el por qué tienes interés de trabajar allí. Esta parte es muy importante y te podrá dar muchos puntos a tu favor. Investiga sobre la empresa para tener más referencias.

sincero y natural, los reclutadores de las empresas detectan perfectamente cuando alguien está mintiendo o cuando alguien realmente está interesado en trabajar para su compañía. Por este motivo, tu carta de presentación es la plataforma perfecta para convencerlos de esto.

Utilizar expresiones o afirmaciones rimbombantes puede ser tan malo como la falta de sinceridad. Decir que eres “el mejor candidato” no te va a dar ventaja y además, es algo que no le gusta a la mayoría de los reclutadores ya que son ellos los que decidirá quién es el mejor para el puesto.

Otro aspecto importante que debes dejar claro es lo que le puedes aportar tú a la empresa. La clave reside en que debes ofrecerle al reclutador pequeñas pinceladas sobre ti, tu experiencia, etc. que le animen a querer saber más sobre ti y sobre tu curriculum vitae.

Extensión y formato

Un esquema típico para las cartas de presentación es el siguiente:

Primer párrafo

En primer lugar debemos presentarnos. También debemos decir por qué nos hemos inscrito a la oferta de trabajo.

Segundo párrafo

Incluye lo que le puedes aportar a la empresa. Describe cómo puedes contribuir a la empresa desde el primer día. Tendrás que investigar y leer información sobre la empresa y sobre el puesto de trabajo.

Tercer párrafo

Realiza llamadas a la acción. Pregunta por la entrevista y cómo se realizará el proceso de selección.

El cuidado por la ortografía y la gramática es obligatorio

Una carta de presentación puede decir mucho sobre un candidato. Asegúrate de que todo esté escrito correctamente. Tampoco te olvides de realizar una correcta puntuación del texto.

Revisa que la lectura de tu carta de presentación sea fluida.

Si el reclutador encuentra faltas de ortografía, lo más probable es que tu curriculum no sea tenido en cuenta.

Evita totalmente el uso de abreviaturas ya que no son expresivas.