Cómo mejorar el ambiente laboral

998

El entorno laboral afecta a cómo los empleados se sienten en sus puestos de trabajo y puede influir en los hábitos de trabajo.

El entorno físico es un factor que puede afectar a la productividad de los empleados, pero la forma en la que los miembros del personal interactúan y se tratan también juegan un papel en el clima general de trabajo.

Tener un mal ambiente laboral lleva consigo empleados desmotivados, y esto es probable que derive no sólo en baja productividad, sino en otros diversos contratiempos.

Si usted nota una disminución en el rendimiento del empleado o quiere seguir una perspectiva proactiva para prevenir problemas, enfoque cambios en el ambiente gradualmente y céntrese en las áreas con mayor necesidad en la oficina.

Ideas para mejorar el ambiente laboral

  • Inspeccione los lugares de trabajo del personal y evalúe el entorno físico. Busque equipos o estaciones de trabajo que deban ser reemplazadas por estar obsoletas o ser peligrosas. Haga una lista y comience a trabajar en las mejoras.
  • Reúnase con los empleados para decidir qué mejoras son necesarias en el entorno laboral. Busque sugerencias de mejoras físicas así como de relaciones entre trabajadores.
  • Observe si los puestos de trabajo cumplen las normativas de prevención de riesgos laborales, si las sillas son ergonómicas, si existen reposapiés, etc. Considere la posibilidad de incorporar micros a aquellas personas que hablan por teléfono al tiempo que teclean en el ordenador para así evitar lesiones de columna.
  • Añada más iluminación al área de trabajo. Posicione las mesas de cara a la ventana para aprovechar la luz solar.
  • Reorganice los muebles para crear áreas de trabajo más funcionales de acuerdo al trabajo que tiene que realizar cada uno en la oficina.
  • Para mejorar el ambiente laboral, permita que los empleados añadan color a la oficina colocando por ejemplo dibujos de sus hijos en la pared o colocando fotografías de la familia. Considere integrar un tablón para el uso y disfrute de su personal.
  • Desarrolle un sentido de comunidad en el lugar de trabajo para conseguir empleados más involucrados en las actividades de trabajo. Organice actividades con ellos como cenas, partidos de fútbol, etc para que puedan establecer una relación más cercana.
  • Base sus políticas y metas en el respeto mutuo y en un sentido de justicia de la empresa. Para mejorar el ambiente laboral evite la división o celos entre los miembros de su personal.