Cómo planificar y ahorrar en las vacaciones de verano

1033

Una de las mejores etapas para muchos son las vacaciones de verano. Los niños van a la escuela y muchos padres han estado ahorrando a lo largo del año para poder irse unos días de vacaciones con sus hijos.

Por desgracia, las vacaciones de verano pueden resultar muy caras. Tanto si pensamos ir en nuestro propio coche como en coger un avión para volar a nuestro destino vacacional, tendremos que tener los fondos suficientes para costearnos el viaje y la estancia.

Lo principal y lo que tenemos que tener muy en cuenta es que no debemos endeudarnos para poder irnos de vacaciones de verano ya que si no tendremos que reestructurar nuestras finanzas domésticas para el resto del año. Lo recomendable es que durante el año hayamos creado un plan de ahorro que nos garantice la cantidad suficiente para irnos de vacaciones en verano.

¿Qué buscamos?

Lo fundamental es saber a dónde queremos ir, es decir elegir el destino, y lo que queremos hacer una vez lleguemos. Otra cosa que tendremos que decidir es cómo vamos a desplazarnos. Para una familia numerosa puede resultar más rentable realizar un viaje por carretera, pero también hay que decir que acabaremos más cansados.

No importa lo que decidamos, lo importante es hacer una proyección de los posibles costes. Debemos estudiar los precios de los billetes de avión, ver los días y las horas en que son más baratos, si nos desplazamos en coche tendremos que hacer una estimación del posible consumo de combustible para nuestro coche en función de los precios que tenga el combustible en las zonas por las que pasaremos.

Para seguir calculando el dinero que necesitaremos, tendremos que ver cuánto gastaremos en alimentación, alojamiento y cualquier otro tipo de gasto en el que podamos incurrir (por ejemplo si tenemos pensado realizar alguna excursión por la zona). A los gastos que estimemos, le sumaremos un margen del 10% por posibles “gastos extra” en los que podamos incurrir.

Por último haremos una lista con todas las cosas que haremos en nuestro destino.

Cuando hayamos estimado todos los gastos, tendremos que ver en qué podremos ahorrar dinero. Podemos buscar descuentos de todo tipo, desde rebajas de entradas a lugares de interés, hoteles, etc. Una parte importante del gasto cuando estamos de vacaciones es el gasto en alimentación. En ese sentido conseguir alojamiento con cocina puede suponer un gran ahorro.

¿Podemos ahorrar lo suficiente para nuestras vacaciones de verano?

Dependiendo del tiempo que tengamos para ahorrar, tendremos que llevar a cabo un plan de ahorro a largo o a corto plazo. Una vez que tengamos aproximadamente una cantidad de cuánto nos van a costar las vacaciones de verano, dividiremos esa cuantía entre el tiempo que nos quede hasta que partamos hacia nuestro destino.

Por ejemplo si nuestras vacaciones familiares tienen un coste estimado de 1500€ y quedan 3 meses para partir, tendríamos que ahorrar 500€ al mes para que esto ocurra. Para una familia media, esta cantidad puede resultar demasiado grande, por eso tenemos que tener en cuenta el plazo de tiempo. Si el plazo que nos queda es muy pequeño, quizás sería mejor reducir o bien el tiempo de vacaciones o buscar alternativas más baratas y dejar el viaje que estábamos pensando para el año que viene y tener un año entero para poder ahorrar. Si ahorráramos durante 12 meses, tendríamos que ahorrar 125€ todos los meses, un ahorro mensual más asumible. Incluso podemos crear una cuenta de ahorro para que el dinero crezca un poco más rápido.

No importa el cómo, ahorrar para unas vacaciones de verano puede ser una buena forma de involucrar a toda la familia para conseguir una meta financiera común. ¿Cuáles son tus trucos para planificar y ahorrar durante las vacaciones de verano?