Cómo realizar un presupuesto cuando no quieres

913

Muchas personas ven necesario hacer un seguimiento de todos los gastos que tienen mensualmente, así como su posterior análisis en alguna plantilla de presupuesto de word o excel. Sin embargo, la simple idea de pensar en todo esto hace que muchos empiecen a sudar y prefieran finalmente evadir el tema.

Para todos aquellos que no quieren invertir mucho tiempo en hacer un presupuesto personal, pero ven la necesidad del mismo, existe un ejemplo de presupuesto útil para mantener sus finanzas personales en orden.

1. Escribir nuestros ingresos y gastos

Será la parte que nos cueste más trabajo si no queremos invertir nuestro tiempo en un presupuesto, sin embargo, hay que establecer en un primer punto nuestros ingresos y nuestros gastos.

Los ingresos son fáciles de contabilizar, consideremos simplemente el dinero que entra en casa mensualmente. En el caso de que no sepamos con certeza cuáles son nuestros gastos, podemos hacer una estimación y trabajar sobre la misma. Esto puede darnos una idea de dónde nos encontramos y situar un primer punto de partida.

2. Utilizar sobres

El propósito de la utilización de sobres es que pueda realizar un seguimiento de los gastos. El uso de sobres no requiere un conteo o tabulación en hoja de cálculo.

Debe colocar el dinero presupuestado mensual en los sobres respectivos a cada una de las partidas que usted ha considerado necesaria y, a continuación, utilizar el dinero de los sobres para los fines designados. El sistema es sencillo a la par que eficaz.

Sabiendo que usted no puede gastar más de lo que haya en los sobres, este sistema evitará que reviente el presupuesto en elementos que son difíciles de rastrear como el gasto en alimentación, gasolina, etc.

3. Automatice

Debe empezar a automatizar la transferencia de dinero. Si por ejemplo usted quiere construir su fondo de emergencia, usted debe tener una cantidad fija transferida automáticamente de su cuenta de ingresos a su cuenta de fondo de emergencia cada mes. Lo mismo si su objetivo es acelerar los pagos de la deuda o invertir más para la jubilación.

Podemos tratar de dejar una especie de colchón en la cuenta de ingresos, pero no la suficiente como para tentarnos a cualquier gasto impulsivo. Los gastos efectivos van a ser bastante parecidos de mes a mes, por lo que el sistema de automatización no debería darnos ningún tipo de problema.