Cómo reclamar si el recibo de la luz presenta un exceso de consumo

1555

A partir de este sábado, 3 de Agosto, experimentaremos un aumento en el precio de nuestras facturas de la luz. Por eso, es importante prevenir posibles abusos por parte de las empresas comercializadoras. Si nuestra próxima factura presenta un incremento de precio superior a lo esperado y no estamos de acuerdo con ella podremos hacer una reclamación.

Lo primero que tendremos que hacer será comprobar en la factura qué empresa nos brinda el servicio y reclamarle a ella. Si como sucede en muchas ocasiones no obtenemos ningún tipo de respuesta por parte de la empresa, podremos dirigirnos a la empresa distribuidora ya que ésta ha podido cometer errores, bien en la lectura de los contadores como en la estimación de consumo efectuada.

Cuando hablamos de la factura de la luz podemos estar hablando de dos tipos de importes que nos pueden aparecer. Por un lado podemos encontrarnos con el consumo real, que será el consumo exacto que hemos hecho durante ese mes y que se calcula restando el consumo del mes actual a la cifra que marcaba anteriormente el contador. Por otro lado podremos encontrarnos en la factura una estimación del consumo que se realiza cuando la empresa distribuidora no tiene los datos del contador.

Lo que podemos hacer cada cierto tiempo para ver si las facturas nos llegan con los datos correctos y ver si estamos pagando de más en nuestras facturas es ir anotando cada mes las lecturas del contador y comprobarlas con las que nos llegan en las facturas. Si detectamos que hay importantes diferencias entre nuestra medición y la que nos aparece en la factura tenemos que estar alerta.

Antes de poner la reclamación

Antes de realizar la reclamación tenemos que tener en cuenta que el consumo de la factura puede ser una estimación y por lo tanto es por eso que el consumo puede diferir, ante esto, lo que haremos será esperar a la siguiente factura. Si la factura anterior correspondía con una estimación, en la del mes siguiente el exceso debería estar corregido de manera automática.

De no ser así podremos poner una reclamación por el exceso de consumo. Para asegurarnos de que nuestra reclamación esté fundamentada con datos podemos hacer lo siguiente:

Comprobar que la lectura que nos marca el contador se corresponde con la que aparece en la factura. Si esto no es así puede que estemos ante una estimación del consumo. Por lo tanto deberíamos esperar a la siguiente factura para comprobar si este exceso está corregido.

Otra cuestión que tenemos que tener muy en cuenta y que a veces se nos pasa por alto o pensamos que no influye de manera importante en el consumo mensual de nuestras facturas es comprobar si ese mes hemos utilizado más de lo normal ciertos aparatos eléctricos o si hemos adquirido y usado alguno nuevo que no tuviéramos anteriormente.

Por último, lo que nos quedaría sería evaluar el buen funcionamiento del contador. Si consideramos que funciona de manera defectuosa podremos solicitar a la compañía que venga a revisarlo (tendremos que pagar dicha revisión en caso de que el contador funcione correctamente).

Una vez tengamos datos suficientes como para pensar que nos están cobrando de más, podremos dirigirnos a las oficinas comerciales de la compañía con la que tengamos contratado el servicio y poner la reclamación correspondiente. También podremos reclamar a través de los diferentes teléfonos que deben tener estas empresas para la atención al cliente. Incluso algunas compañías disponen de oficinas virtuales en sus páginas web donde poder efectuar nuestra reclamación. Además, si vemos que no fructifica nuestra reclamación o no nos dan ninguna respuesta, podremos reclamar en la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor).

Si por otro lado queremos amortiguar la subida de precio de las tarifas eléctricas aquí te damos algunos consejos para ahorrar dinero en ella.