Cómo valorar una renta financiera

956

Una renta financiera es una cadena de flujos. Resulta interesante (o cuando menos útil) hallar la suma financiera de esos flujos, es decir, reducirlos a un único capital, para después poder hallar el valor de la renta en cualquier momento del tiempo.

¿Cuáles son las leyes financieras que se aplican para valorar las rentas? Deberíamos usar leyes simples para rentas a corto plazo y leyes compuestas para rentas a largo plazo. No obstante, hay dos razones que hacen que, en la práctica, las rentas se valoren casi exclusivamente usando las leyes financieras de capitalización y descuento compuesto:

  1. Son relativamente raras las rentas a corto plazo
  2. Más importante aún, las leyes financieras de capitalización y descuento compuesto son conjugadas e independientes del punto de valoración, cosa que no ocurre con las simples.

La suma financiera de los términos o capitales de una renta la podemos hacer en cualquier momento del tiempo. Sin embargo, parece razonable valorar la renta en su origen o al final de la misma, es decir, hallar su valor actual o su valor final.

Calcular el valor actual de una renta

Si el tipo de interés para un intervalo de tiempo igual al período de la renta es i, y éste se mantiene constante en el tiempo, hallar el valor actual de una renta pospagable (a final de período) sería un proceso como el siguiente:

valor actual renta financiera

Es, por tanto, el proceso de actualizar todos los capitales hasta el momento cero y sumarlos, de manera que queden reducidos a un único capital  (capital unificado) con vencimiento en el momento cero (vencimiento común).

Calcular el valor final de una renta financiera

El cálculo del valor final lo podemos ver en el siguiente gráfico:

valor final renta financiera

Se trata de un proceso similar al anterior, aunque ahora lo que hacemos es capitalizar todos los términos hasta el final de la renta para sumarlos y reducirlos a un único capital con vencimiento en el momento n.