Cómo vivir bien con poco dinero

1351

Vivir bien con poco dinero es un reto para muchas personas pero es algo que se puede conseguir (dentro de unos parámetros mínimos) con un poco de esfuerzo, solo hay que organizarse y ser constante. A todo el mundo le gusta la buena vida pero cada persona le da a esta expresión un significado diferente. En esta entrada te ofrecemos algunas ideas para vivir mejor con menos.

Ahorrar dinero en alimentación

Uno de los mayores gastos que tenemos en un presupuesto familiar es el de la alimentación. Un presupuesto limitado no implica que vayamos a comer peor, en casa podremos preparar mejores comidas que si vamos a comer fuera y son mucho más económicas. Otro aspecto a tener en cuenta es que muchas veces compramos a granel la comida y puede que no sea la mejor solución. Esto se debe a que hay estudios que ponen de manifiesto que los consumidores acaban tirando gran cantidad de los alimentos que compramos, en definitiva, estamos tirando dinero de nuestros presupuestos. Si nuestro presupuesto ya es limitado de por sí, hacer esto no sería muy inteligente. Para evitar esto, lo que tendríamos que hacer será confeccionar un menú semanal y comprar en función de dicho menú. Otra manera de ahorrar dinero sería acudir a cooperativas o mercados de agricultores en los cuáles podremos encontrar mejores precios. También podremos hacer uso de los numerosos cupones que podemos encontrar por la red o cuando hacemos compras en el supermercado con las tarjetas cliente.

Vestir bien no implica gastar

Otra parte importante del presupuesto familiar se suele ir en ropa (sobre todo si se cuenta con niños en el núcleo familiar). Vestir bien no va en consonancia con tener más o menos dinero, esto es algo que se puede ver hoy en día. Cada vez la moda se rige más por la creatividad y el estilo personal que por el dinero. Si sabemos dónde buscar podemos encontrar ropa de muy buena calidad a un precio asequible. Podemos buscar tiendas de segunda mano o outlets (tanto en internet como en tienda física) en los cuales encontraremos prendas de gran calidad por poco dinero y que pueden durar tanto como otras que sean nuevas. Además, los accesorios pueden convertir una prenda común en algo excepcional sin tener que gastar demasiado dinero.

Una vez visto como ajustar 2 de los grandes gastos que tienen todas las familias os ofrecemos otras ideas para ajustar los gastos y poder vivir más holgadamente.

Pagar automáticamente las facturas

Para aquellos gastos mensuales que sean habituales(teléfono, internet, agua, etc.) podemos hacer que sean pagados automáticamente. Esto evitará que paguemos recargos por retrasos. Si tendemos a ser desorganizados puede que se nos olvide realizar alguno de estos pagos. Si no queremos encontrarnos con ningún tipo de multa o recargo que merme nuestro presupuesto, la mejor opción pasa por automatizar este tipo de pagos.

Costes de transporte

Este tipo de costes pueden varía mucho según dónde vivamos (centro o periferia) o según el uso que hagamos del transporte (trabajo u ocio) pero tal como está el precio de los combustibles el gasto en nuestro presupuesto en este apartado puede ser considerable. Las opciones en este caso para intentar reducir el peso de este gasto en el presupuesto familiar pasa principalmente por aprovechar el transporte público, compartir el coche u optar por otros medios alternativos de transporte como pueda ser la bicicleta (sobre todo si vivimos cerca del lugar de trabajo). A mayores, podemos intentar en ahorrar en el seguro del automóvil, en combustible (buscar gasolineras más baratas) y en mantenimiento (cuidando correctamente el vehículo).

Eficiencia energética

Es una de las maneras más fáciles de ahorrar dinero. Darnos cuenta de lo que cuesta la energía que gastamos en nuestro hogar es el primer paso para ahorrar dinero en este aspecto. Llevar un control del termostato en invierno y del aire acondicionado en verano es fundamental si no queremos ver como nuestra factura eléctrica se dispara. Lo mismo sucede con la iluminación, no hace falta tener las luces encendidas cuando no hay nadie en una habitación, además es recomendable cambiar las bombillas tradicionales por lámparas LED que son mucho más eficientes y nos proporcionan un ahorro de energía espectacular. Otro punto importante a tener en cuenta es el aislamiento de la vivienda ya que si está mal aislada estaremos perdiendo dinero.

Tener un presupuesto ajustado no implica que no podamos ahorrar dinero para hacer aquellas cosas que queremos y que hace gente que dispone de más capital que nosotros. Lo fundamental es sentarse y organizar de manera correcta las finanzas familiares.