Compra de material de oficina en la economía de las empresas

945

En los tiempos que corren, mirar por el “bolsillo” de las empresas es una obligación, y hoy más que nunca se debe llevar a cabo una inversión mucho más concienzuda y efectiva. Una solución podría pasar por acudir a la ecuación de ahorro + productividad, tratando por todos los medios de optimizar la misma.

Los productos de oficina son una parte fundamental del funcionamiento de la empresa e influyen considerablemente en la economía de ésta. Si realizamos una pequeña inversión en ello podría suponer que a la larga evitemos que se nos escapen una gran cantidad de euros. Si empezamos por estudiar estas partidas estaríamos poniendo la primera piedra para conseguir un ahorro en la empresa y al final equilibrar las cuentas.

Para llevar a cabo una gestión de compras eficiente sería interesante tener en cuenta por un lado la realización previa de un inventario de lo que poseemos y ver exactamente qué es lo que echamos en falta, de tal forma que se puedan determinar las necesidades globales de material. Sabiendo esto, podremos al final conseguir mejores condiciones en la compra y no gastar dinero en algo que realmente no necesitamos.

Por otro lado, debemos considerar muy atentamente la elección del proveedor. Aquí, además de evaluar la variable precio, imprescindible en cualquier proceso de compra, es importante tener en cuenta otros aspectos como el servicio recibido por el mismo. Una vez que hemos considerado ambas variables podemos traducirlas a euros y ver de qué forma afectan a la cuenta de resultados.

Además, el material de oficina se encuentra muy ligado con la productividad del trabajo. Diseñar un espacio de trabajo ergonómico influye en la satisfacción del empleado, lo que afecta directamente a su productividad y se traduce en beneficio para la empresa. La posibilidad de que un empleado tenga que darse de baja por un alguna patología relacionada con las condiciones en las que desempeña su trabajo es algo con lo que toda empresa debe lidiar y podría ocasionar pérdidas importantes, por eso, es necesario el uso de elementos que favorezcan la realización de las tareas diarias.

 

Por tanto, la selección de profesionales que proporcionen un determinado nivel de servicio y apoyo en estas cuestiones es clave para traducir el material de oficina en beneficio para nuestra empresa

Este articulo fue escrito por Agu Díaz, asistente de marketing de www.disofic.es