Consejos para ahorrar agua en el hogar

1098

La escasez de lluvia de los últimos años está provocando en España una situación que preocupa cada vez más a los consumidores, y por lo tanto en esta entrada explicaremos una serie de consejos o formas para ahorrar agua en el hogar. Según los expertos, los problemas podrían evitarse con la concienciación de los consumidores y el impulso de una gestión más eficaz y ecológica de los recursos, siguiendo los preceptos marcados en la Directiva Europea del Agua.

En la actualidad, los responsables europeos priorizan estrategias sostenibles basadas en varios pilares: Ahorrar agua a través de una reducción de su consumo, nuevos enfoques de gestión centrados en la demanda, mejora de la eficiencia tanto en el ámbito urbano como agrícola, y conservación ecológica de los recursos naturales.

Consumo de agua en España

El consumo de agua en España por persona se encuentra entre uno de los mayores del mundo, se sitúa en 729,7 m3 por habitante y año, lo que refleja que podemos ahorrar agua en el hogar como hacen otros países.

consumo de agua en españa por persona

El precio del agua en España

Debido a la escasez de agua, por falta de precipitaciones, derroche, malos sistemas de suministro, etc. Se están implantando cada vez más centrales desalinizadoras, que encarecen el suministro de agua a los hogares. Esto unido a la escasez hace que cada vez se suban más los precios. Por lo tanto, si no quiere que su factura del agua se encarezca mucho tendrá que establecer una serie de medidas para ahorrar agua.

Actualmente el suministro de agua a los hogares corre a cargo de los municipios, y ellos establecen sus tarifas, provocando precios muy dispares a lo largo de toda España. Según datos de la OCU para un consumo medio de 175 m3/año (€/m3), los precios serían los siguientes:

precio del agua por comunidad autonoma

Según un estudio de AEAS (La Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento) El precio del agua en España está muy por debajo de su coste (Apenas se cubre el 80% de los  costes de explotación tradicionales que originan los servicios urbanos de Abastecimiento y Saneamiento) con lo que el precio del agua tenderá a subir en los próximos años.

Debido a la escasez de agua y a la subida de precios, debemos llevar un consumo responsable y llevar a cabo medidas para ahorrar agua, lo notará nuestro bolsillo y el medioambiente.

Formas para ahorrar agua:

Los españoles son conscientes de la importancia de ahorrar agua en el hogar. Tanto que, la mayoría de los hogares adopta algún hábito para no malgastar tan preciado recurso, según se desprende de la encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Hogares y Medio Ambiente de 2008, que tiene por objetivo investigar los hábitos, pautas de consumo y actitudes de los hogares en relación con los diferentes aspectos del medio ambiente.

El 96,9% de los hogares españoles han adoptado algún hábito para ahorrar agua. Las principales formas para ahorrar agua en el hogar son la descongelación de la comida con antelación a su consumo (86,6% de las familias), el funcionamiento a plena carga de lavadoras y lavavajillas (81,9%), la colocación de una botella de agua en la nevera para tenerla siempre fresca (64,2%), la colocación de una papelera en el cuarto de baño para no utilizar el inodoro como cubo de basura (54,7%), el llenado de los senos del fregadero antes de lavar los platos (38,8%), la disminución del caudal de los grifos (30,8%) y el reciclado del agua (22,9%).

Los consejos para ahorrar agua en el hogar que damos desde aquí, son los siguientes:

  • Utiliza un vaso al lavarte los dientes y no dejes correr el grifo. Llena moderadamente el lavabo para lavarte la cara, las manos o afeitarte. Ahorrarás sobre unos12 litros de agua por minuto.
  • No uses el WC como cubo de basura, coloca una papelera. Ahorrarás entre 6 y 12 litros de agua cada vez.
  • Cierra un poco la llave de paso de vivienda, no apreciarás la diferencia y ahorrarás una gran cantidad de agua diariamente.
  • Arregla los grifos o ducha que gotean o cámbialas por sistemas monomando. Ahorrarás una media de 170 litros de agua al mes. Pon dispositivos de ahorro en los grifos y duchas, reducirás el consumo casi en un 50%.
  • Utiliza la lavadora y el lavavajillas con la carga completa y establece un programa adecuado. Cuando lavas a mano consumes un 40% más de agua.
  • Riega tus plantas y el jardín al anochecer o amanecer. Utiliza sistemas de riego automáticos, por goteo.
  • Instala una cisterna de doble carga. Reducirás a la mitad el consumo de agua.
  • Dúchate en vez de bañarte y cierra el grifo mientras te enjabonas. Ahorrarás un media de 150 litros cada vez.
  • Revisa la instalación de tuberías de tu casa para ver si no hay ningún tipo de fugas.
  • Utiliza siempre el sentido común y no desperdicies ni una gota de agua.
  • Utiliza el agua sobrante de las jarras de las comidas y de lavar las verduras para regar las plantas.
  • Emplea Reductores de caudal. Estos dispositivos se pueden incorporar en las tuberías de los lavabos o duchas para impedir que el consumo de agua exceda un consumo fijado (normalmente 8 litros/minuto contra 15 litros/minuto para un grifo y 10 litros/minuto contra 20 litros/minuto para una ducha)
  • Instala Aireadores. También se pueden enroscar en los caños de los grifos, aireadores tipo hembra o tipo macho para incorporar aire al chorro de agua y así reducir el consumo de agua hasta un 40-50% del inicial sin ningún perjuicio para el usuario.
  • No descongelar alimentos bajo el chorro de agua. A la hora de descongelar alimentos, evita hacerlo poniéndolos bajo el chorro de agua. Usa la nevera sacándolos la noche anterior.
  • Utilizar la lavadora cuando esté llena y emplear la tecla media carga, si dispone de ésta, solamente cuando se tenga mucha prisa.En efecto, este programa permite ahorrar agua y energía, pero el consumo aumenta en un 30% frente al consumo de una lavadora llena. Evitar el prelavado en la lavadora siempre que sea posible.
  • También podemos recurrir al uso de lavadoras y lavavajillas más eficientes en el consumo de agua que, aunque requieren una inversión inicial importante, a largo plazo consiguen amortizar su coste en función del ahorro de agua que generan.
  • Otro método para reducir el consumo sería colocar mecanismos que corten el suministro en caso de reventón o fuga, evitando las consecuentes inundaciones y desperfectos. También se aconseja limitar el uso de bañeras o hidromasajes que multiplican el consumo de litros de agua y repercuten también en la factura a fin de mes.